Entretien avec Roger Rios Duarte, responsable du programme national de recherche sur les villes portuaires du Costa Rica (PROCIP)

Publié par  28 février, 2013 7:00 Laissez vos commentaires

Roger RiosIl y a quelques semaines, l’AIVP signait avec le PROCIP dont le siège est au Costa Rica un accord visant à favoriser les actions de coopération entre les 2 organismes. Ouvert sur deux océans, pays touristique mais aussi ouvert sur le commerce mondial, le Costa Rica cherche à mettre en valeur ses atouts maritimes et portuaires. Le promoteur et principal animateur du projet, Roger Rios Duarte,  nous en dit plus sur les ambitions du PROCIP et sur la problématique des ports costariciens.

AIVP : ¿Cómo nació la idea del programa PROCIP y a que problemática costarricense general responde?

Roger Rios Duarte : El Programa Integral de Investigación para el Desarrollo de las Ciudades Portuarias – PROCIP es el único centro científico dedicado al estudio de la relación ciudad-puerto en Costa Rica y en la región. Su creación se da partir de la identificación de una serie de aspectos que limitan el desarrollo local y nacional, y que ponen en entredicho las posibilidades de inserción del país en la economía y el comercio mundial. Creo que en el objetivo principal del programa se resume la problemática a la que responde, este dice textualmente: “Contribuir al desarrollo de las ciudades portuarias de Costa Rica mediante un programa amplio y riguroso de investigaciones temáticas, la apertura de programas de capacitación y formación dirigidos a sus comunidades y, la divulgación de investigaciones y temas de interés relacionados con la temática marítima portuaria”.

AIVP: ¿Existen problemáticas específicas “puerto-ciudad” en las ciudades portuarias de Costa Rica como Limón o Puntarenas? ¿Cuáles son los desafíos para el futuro?

Roger Rios Duarte: Me parece que la especificidad en la problemática de nuestras ciudades portuarias se debe a razones históricas y culturales.

Para responder esta pregunta quiero empezar mencionando de forma anecdótica que, una buena parte de mi vida la pase en Alemania, y estando en ese país conocí el concepto de « Binnenland », que traducido al castellano quiere decir « país sin litoral ». Me parece que la carga de sentido en más fuerte en alemán que en castellano, pero lo que quiero comentarle es que al conocer este concepto, pensé irónicamente en Costa Rica, que a pesar de tener una privilegiada posición geográfica, con dos costas; una en el Mar Caribe y otra en el Océano Atlántico, se comporta como un « Binnenland ».

Probablemente las causales de este fenómeno se encuentran en la concentración política, cultural y financiera en la Capital (San José), ubicada en un valle al centro del país, y, a los pocos avances en materia de descentralización y autonomía de las ciudades y provincia, que sumado a la escasa planificación nacional, le ha restado posibilidades de desarrollo a las Ciudades Portuarias. Por otra parte, el bajo desarrollo de los puertos y de la actividad marítima podría tener relación con la tradición civilista que nos ha caracterizado, ya que la ausencia de un cuerpo militar y particularmente de una Naval, ha dejado al país sin las herramientas básicas para la formación de gente de mar y el avance de la logística portuaria.

Pese a lo anterior, actualmente las ciudades portuarias de Costa Rica, al igual que otras ciudades portuarias de Latinoamérica, Europa o Asia, viven las presiones y los impactos derivados de la globalización económica y el comercio marítimo internacional. Con claras diferencias en el tipo y magnitud de estas presiones, a las que podremos

Puerto Limon

Puerto Limon © AIVP

AIVP: ¿Y más precisamente, en que radica la especificidad de las principales ciudades portuarias del país?

Roger Rios Duarte: La especificidad de la problemática de nuestras ciudades portuarias radica en la interacción de dicho factor externo, con factores internos que podríamos describir como el conjunto y características de las instituciones, los aspectos socioculturales y las condiciones económico-productivas  que responden a dichas presiones.

Muchos estudiosos de la problemática ciudad-puerto han coincidido en clasificarla en cinco temas de análisis, que son; los cambios socio-económicos, los impactos urbanísticos, la incidencia medio-ambiental, la cultura y la preservación del patrimonio material e inmaterial, la gobernanza y la colaboración público privada.

Evidentemente, dicha clasificación es el fruto de un intenso trabajo de análisis e interpretación de la realidad social, política y económica de muchas ciudades portuarias alrededor del mundo, pero desde nuestra perspectiva, esto parece responder más a la realidad europea que a la centroamericana o costarricense.

Las ciudades portuarias de Puntarenas y Limón enfrentan problemáticas muy específicas que trascienden temas clásicos de la relación puerto-ciudad (fortalecimiento de la comunidad portuaria, revitalización de espacios portuarios o desarrollo de frentes marítimos), y tocan temas de seguridad, problemas regionales del narcotráfico, lavado de dinero, presencia de carteles y otros, que han menoscabado estos entornos. Aunado a ello, se viven los efectos generados por la desatención del los convenios OMI, particularmente MARPOL y STCW.

Seguramente todas las ciudades portuarias deben enfrentar conflictos en su entorno, por lo que no creo estar mostrando solo el lado oscuro de esta problemática. Pero evidentemente estos temas son los que menos se tocan cuando se enuncia el concepto de ciudad-puerto. Y en nuestro contexto, necesitamos ir más allá de los tipos ideales de ciudad portuaria que se presentan en la mayoría de casos cuando se asiste a un seminario o congreso internacional de este tema.

AIVP : ¿Cuales son en un próximo futuro las próximas tareas y proyectos del PROCIP?

Roger Rios Duarte: Nuestra labor principal es la investigación científica, y podríamos decir que mucho de lo que hemos hecho en los últimos años, ha sido desde la Sociología. Pero estamos desarrollando nuevos proyectos de investigación en otras áreas y contamos ahora con el apoyo de un equipo interdisciplinario que reúne a especialistas en ciencias náuticas, biólogos, arquitectos, pedagogos, abogados y otros. Particularmente nos interesa trabajar sobre los planes estratégicos de la ciudad de Limón, los impactos socio-económicos derivados de la construcción de la nueva terminal de contenedores, hacer una aproximación rigurosa al estado del sector marítimo portuario costarricense.

En el área de Capacitación y Formación estamos ofreciendo a estudiantes universitarios de diversas carreras, una serie de coloquios sobre la problemática puerto-ciudad, con el objetivo de estimularlos a escribir sus trabajos finales de graduación sobre esta temática. Además, en colaboración con la Universidad Tecnológica de Panamá –UTP, estamos preparando un Programa de Maestría en Desarrollo del Sector Marítimo Portuario, con el que pretendemos imprimirle mayor fluidez al desarrollo del sector y por consiguiente a las ciudades puerto. Finalmente en materia de divulgación, estamos abriendo nuestra línea editorial con un libro sobre ciudades portuarias desde la perspectiva de la tecnología y las Ciencias de la Administración.

AIVP: ¿Por fin, Roger, que espera de este nuevo acuerdo de cooperación firmado con la AIVP?

Roger Rios Duarte:En el Convenio hemos expresado de manera general nuestras aspiraciones, particularmente cuando indicamos el deseo de establecer un intercambio de experiencias, documentos, información y resultados de investigaciones y/o programas llevados a cabo por cada una de las partes. Creo que en particular el intercambio de experiencias es lo que más me entusiasma, porque me puedo imaginar la combinación entre el expertis que tiene la AIVP y nuestro conocimiento de la realidad nacional costarricense, generando investigaciones innovadoras que pueden ser de gran importancia para explicar algunos de los fenómenos sociales más evidentes que tenemos en nuestras ciudades portuarias.

El intercambio de especialistas y técnicos puede ser vital en la contribución que debe hacer el PROCIP al desarrollo de las iniciativas nacionales, como por ejemplo: el Proyecto Limón Ciudad Puerto, y Puntarenas Perla del Pacífico. Además, como en el PROCIP deseamos ofrecer capacitación permanente en temas marítimos y portuarios, la alianza con la AIVP resulta estratégica para tener acceso rápido a un importante grupo de especialistas del más alto nivel.

Finalmente quisiera decir que además de todos los aspectos formales  de este Convenio que pueden contribuir al fortalecimiento del PROCIP, en lo personal esta alianza AIVP-PROCIP es motivo de una gran alegría, por la amistad que tengo desde hace algunos años con Olivier Lemaire, a quien siempre he admirado por el trabajo transdiciplinario que durante décadas ha realizado en torno al tema de las relaciones puerto-ciudad.

 Véase también : http://estatico.uned.ac.cr/procip/

PARTAGER

Laisser un commentaire