Lisboa: nueva relación con el río

Publicado por  26 abril, 2015 1:27 pm Deja tus comentarios

cs_Lisbon_dd_02“Reencontrar el río sin perder el puerto”: desde el 1er Plan Estratégico de 1992, el Ayuntamiento de Lisboa consideraba el estuario del Tajo como un patrimonio global, pero destacando además el potencial de apertura hacia el mundo y de desarrollo económico que representa el puerto. Con ocasión de la 9a Conferencia Mundial de la AIVP organizada en Lisboa en 2004, la autoridad portuaria afirmaba, por su parte, su anhelo de lograr que el paisaje portuario fuese percibido naturalmente como parte del paisaje urbano. Han transcurrido más de 10 años. Tuvimos la ocasión de tratar el tema con el Sr. Arch. Manuel Salgado, Consejero de Lisboa en materia de Planificación Urbana y Estratégica, en cuanto a lo que se ha realizado y los desafíos que falta por superar..

AIVP En consecuencia 1er Plan Estratégico de 1992, el plan de desarrollo ribereño va a poner en práctica una estrategia denominada “collar de perlas” para diversos sectores de la zona ribereña. El segundo plan estratégico confirmaría posteriormente esta voluntad de articular la ciudad con el puerto. La integración del frente ribereño sigue siendo uno de los ejes más importantes y uno de los principales objetivos para el Ayuntamiento tanto en su Plan General 2012 como en su Visión Estratégica 2012 para Lisboa.
Sin duda, los desarrollos realizados en la Zona Riberinha Oriental, destino de la exposición universal de 1998, están entre los más conocidos a nivel internacional. También son un símbolo de esta voluntad por encontrar una nueva relación con el río. Más allá del impacto evidente de la Expo 98 para la imagen de Lisboa en la escena internacional, ¿cuál es su balance de la evolución funcional de la zona a la fecha?

Arch. Manuel SalgadoCon la construcción de vertederos y del puerto de Lisboa a fines del siglo XIX, la ciudad quedó desprovista de su ancestral contacto con el río. Junto con estas obras, la construcción de líneas férreas y estaciones, además de la instalación de industrias a orillas del Tajo, interrumpieron la conexión entre la ciudad y su vida urbana con el río. El frente costero de la ciudad experimentó su depreciación in el ciclo de desarrollo de la ciudad, que obligó a la ciudad a crecer hacia el norte, y el contacto con el río quedó limitado a algunas áreas particulares de la ciudad.

 80, Lisboa ha ido devolviendo gradualmente su atención al río, en una nueva manera de comprender la relación con el Tajo y replanteando a Lisboa como una ciudad ribereña. A modo de ejemplo, podemos mencionar la competencia de diseño del área Ribereña (1998), promovida por la Asociación Nacional de Arquitectos, que en aquel entonces era una zona de grandes unidades industriales parcialmente desocupadas en acelerada degradación con fuerte impacto ambiental; la construcción del Centro Cultural de Belém (1988-92); el Plan Estratégico y Plan Regulador de Lisboa (1992-94) y también la decisión de ser sede de la Exposición Mundial – Expo 98 en el área Este del Río.

La combinación entre la Exposición Mundial – Expo 98 y la implementación de varias infraestructuras de transporte nuevas e importantes, incluido el nuevo puente sobre el Tajo, Ponte Vasco da Gama, han otorgado una importancia innegable al proyecto de desarrollo de esta ciudad y al área metropolitana, no sólo con la creación de una nueva centralidad urbana y regional, sino que también con la construcción de una referencia notable en la futura imagen de la ciudad y como forma de reurbanización de la ribera. Expo 98.

En 2008, la Municipalidad de Lisboa desarrolló el Plan General para la Ribera que guiaría los proyectos públicos en los 19 km de riberas del Río Tajo para la próxima década. Junto con este plan, se están liberando algunas áreas portuarias y costeras, que se están reconvirtiendo para fines recreativos de la población de Lisboa.

Con la aprobación del actual Plan Regulador en 2012, la ribera de Lisboa no solo quedó confinada a la franja marginal que ya estaba bajo la jurisdicción del puerto, sino que también al territorio que se extiende desde la orilla hasta la cima de la primera línea de cerros que forman el anfiteatro abierto al Tajo.

Plan General para la Ribera © Cámara Municipal de Lisboa

Durante los últimos años, se han llevado a cabo varias intervenciones municipales, que han contribuido a la transformación de la ribera de Lisboa. Ya están terminadas intervenciones de corto plazo en Terreiro do Paço y Ribeira das Naus, y se están finalizando proyectos para nuevas intervenciones en Cais do Sodré / Corpo Santo, para la Estación Sur por el Sudeste, y Campo das Cebolas.

En términos de inversión privada en la ribera, quisiéramos destacar la construcción de la Fundación Champalimaud (2011, arq. Charles Correia) y el Museo New Coach (2015, arq. Mendes da Rocha), los proyectos del edificio del Centro de Artes EDP (arq. Amanda Levete) y la nueva sede de EDP del arquitecto Manuel Aires Mateus, que está casi terminada.

AIVP Posteriormente, el puerto liberó cierta cantidad de zonas portuarias y es posible nombrar varios proyectos como ejemplos de esta nueva relación con el río que se desea implementar. Es el caso, por ejemplo, del Centro Cultural de la Fundación EDP cuyos trabajos comenzaron hace poco en Bélem y que contempla principalmente un paseo en la azotea, verdadero balcón que se abre hacia la ciudad y el río. La terminal de cruceros diseñada por el arquitecto João Luís Carrilho da Graça funcionará también siguiendo este principio. El proyecto había sido seleccionado por la calidad de la integración de la terminal con la ciudad. En efecto, estará complementada por un parque urbano y un paseo que conducirá a través de los diferentes niveles del edificio hasta llegar al techo, donde ofrecerá vistas de la ciudad y del Tajo.

El propósito de esto es precisamente el tema de la integración urbana de las funciones portuarias. Lo mismo cabe decir de una operación como la ciclovía de 11 km en el frente costero y el servicio de uso compartido de bicicletas que la acompaña desde 2013: es otra propuesta de relación con el río, pero supone imaginar soluciones para los sectores en que aún están presentes las actividades portuarias.

¿Qué estrategias se han puesto en marcha para garantizar el carácter mixto de las funciones urbanas y portuarias existentes? ¿Cuáles son en particular las soluciones ya aplicadas o previstas en el sector de Alcantara donde la actividad de contenedores está muy presente (197.279 Teu en 2014) o el de Santa Apolonia dedicado a los cruceros?

Alcantara – Terminal Multipropósito © Porto de Lisboa

Arch. Manuel SalgadoLisboa es una ciudad portuaria por naturaleza que goza de una ubicación privilegiada y excelentes condiciones naturales, lo que la convierte en una infraestructura vital para el país. Posee servicios regulares hacia los principales puertos del Norte de Europa y España, con un tráfico total de 339.931 contenedores (2014), en las terminales de Sta. Apolonia y Alcántara, y la Terminal Multipropósito.

El frente costero de la ciudad de Lisboa no está restringido a la franja marginal bajo la jurisdicción del puerto, sino que fue ampliado por el actual Plan Regulador. La reconfiguración de la infraestructura portuaria mediante especialización funcional, la concentración de algunas actividades y el traslado de otras actividades hacia otros puertos regionales, ya ha liberado amplios territorios para usos no portuarios, dando por hecho que, en un futuro próximo, otras áreas de actividades puertos escasas y no especializadas podrían convertirse para nuevos usos urbanos.

La construcción de la nueva Terminal de Cruceros de Lisboa crea muchas oportunidades para renovar y devolver la funcionalidad a un espacio noble de la ribera de Lisboa. La terminal tendrá un impacto positive en la economía de la ciudad, valorándola y contribuyendo a lograr mayor competitividad. Situada cerca del centro histórico, la conexión de los turistas con la ciudad es inmediata y ha acelerado la recalificación de toda el área desde Cais do Sodré hasta Santa Apolonia, creando senderos asistidos por medios mecánicos hacia el Cerro del Castillo de São Jorge.

Terminal de cruceros, Arch. João Luís Carrilho da Graça © Cámara Municipal de Lisboa

En el lado oeste de la ciudad, el Plan Urbano de Alcántara, que comenzó en febrero de este año, está orientado a marcar una nueva centralidad en Lisboa, ofreciendo nuevas áreas de equipamiento urbano, comercio, servicios y actividades de índole tecnológica. Se prevé la creación de una Franja Verde entre Monsanto y el río, que incluya un nuevo parque urbano que una Alcántara-Terra (tierra) y Alcántara-Mar (río), culminando en una gran plaza pública en la Estación Marítima de Alcántara.

La estrategia de las intervenciones urbanas en la ribera ha sido un motor para aumentar la competitividad de Lisboa como ciudad anfitriona para las personas y las actividades ligadas a las inversiones.

AIVP Se acaba de poner en marcha un concurso internacional para la creación del Parque Ribeirinho Oriente. También en este caso la compatibilidad con las actividades portuarias será un criterio clave. ¿Qué usos están actualmente presentes en esta zona y cuáles son sus expectativas?

Arch. Manuel SalgadoLa licitación pública para el desarrollo del proyecto “Riverside East Park”, vigente hasta el 20 de abril, incluirá un área ribereña de aproximadamente 86.000 m2 entre la empresa “Braço de Prata” y las áreas de intervención del Plan de Detalle Matinha.

Se espera recalificar esta área que ha tenido por años un uso industrial y portuario, y reconvertirla para uso público, favoreciendo las áreas recreativas, en especial, las actividades relacionadas con la navegación, las ciclovías y los senderos peatonales para jóvenes y adultos, además de la implementación de soluciones paisajísticas que conecten el río con la ciudad.
Se están considerando playas fluviales, piscinas flotantes, restaurantes y soluciones culturales, dando prioridad a la implementación de medidas que permitan reducir el uso de energía y agua, la integración del proyecto en la estructura ecológica, el aseguramiento de la continuidad de las ciclovías a lo largo del río, la creación de una amplia gama de actividades recreativas y deportivas, compatibles con los nuevos usos y la continuidad de la actividad portuaria, articulando y contextualizando los nuevos espacios urbanos con el río, y preocupándose por la crecida de los niveles del mar debido a los cambios climáticos.

Parque Ribeirinho Oriente – áreas verdes © Cámara Municipal de Lisboa

AIVP Este concurso también hace hincapié en la dimensión ambiental y la necesaria toma de conciencia del cambio climático, en particular de la subida del nivel del mar. Ésta es una dimensión fundamental tanto para Lisboa y todas las zonas involucradas a lo largo de sus 19 km de frente costero, como para, de manera más amplia, las municipalidades del Área Metropolitana que están presentes a lo largo del estuario del Tajo. ¿Resistir? ¿Adaptarse? Las ciudades portuarias del mundo entero han emprendido la reflexión.
¿Qué estrategias de resiliencia se han previsto y qué medidas se han tomado ya? ¿Se prevé un concurso en esta materia siguiendo el ejemplo de Nueva York y del concurso “Rebuild by design” que se lanzó luego del huracán Sandy?

Arch. Manuel SalgadoEl cambio climático y el posible impacto en la crecida del nivel del mar son preocupaciones que se tratan actualmente en términos de planificación estratégica de, en especial, en la Estrategia Municipal para la Adaptación al Cambio Climático (en proceso de planificación) como parte del Programa Local ClimAdapt, en el que participan varias municipalidades bajo la coordinación de la Universidad de Ciencias de Lisboa. Sin embargo, en la Expo 98, se decidió que el proyecto elevara la cuota de implementación debido a los riesgos de inundación, y en el Plan Regulador de Lisboa, se detalló el área sujeta a riesgos de inundación en la Carta de Vulnerabilidad a las Inundaciones.

Por otro lado, tenemos un Plan Regulador de Drenaje en curso en etapa de implementación, con la construcción cuencas de retención y mejoramientos en las tuberías de descarga. Con la intervención de la recalificación de Terreiro do Paçose, se construyó un sistema de cámaras de intercepción y de válvulas de mareas, como parte del sistema interceptor de la totalidad del área del centro, lo que permita a la ciudad controlar el origen de los caudales de aguas lluvia.

Asimismo, la municipalidad ha adoptado medidas para reducir al mínimo los efectos de las inundaciones mediante una intervención sistemática en la mantención y reconstrucción de colectores, y la adopción de pavimentos porosos. El Plan Regulador de Lisboa estableció además un límite mínimo para la ocupación de los patios traseros de propietarios privados.

AIVP Para concluir, transformó la participación ciudadana en un eje muy importante de su estrategia de planificación urbana. ¿Nos puede resumir sus principales objetivos y nombrar las respuestas y eventuales propuestas que se pudieron obtener en las zonas en que se plantea el tema del carácter mixto de las funciones urbanas y portuarias?

Arch. Manuel Salgado – Queremos una ciudad más cercana y participativa. Para esto, se establecieron dos programas, que tuvieron gran éxito y fueron respaldados por inversiones municipales, promoviendo la participación activa de los ciudadanos: el Presupuesto Participativo y el programa Bip-Zip.

El Presupuesto Participativo, con aproximadamente € 5M del presupuesto de la autoridad local, tuvo su primera edición en 2008, y ha ido obteniendo un número cada vez mayor de propuestas de participación y votación. La población vota sobre propuestas concretas para la ciudad y el Consejo Municipal implementa las más votadas en un período de 2 años. Más recientemente, y para promover una cultura de ciudadanía oportuna, activa y exigente, se diseñó el Presupuesto Participativo Escolar exclusivamente para alumnos de primaria (de 6 a 10 años).

El otro programa, Bip-Zip, cuenta con un presupuesto de aproximadamente € 3M y apoya básicamente los consejos municipales de la ciudad, las asociaciones locales u organismo no gubernamentales a través de medios económicos necesarios para respaldar la implementación de proyectos que cambien los barrios o áreas de intervención social prioritaria.

Además de estos programas, la Municipalidad de Lisboa acostumbra escuchar a las partes interesadas y promover la participación pública cada vez que se produce una intervención en un área específica de la ciudad. Los ciudadanos tienen la oportunidad de hacer su contribución al gobierno de la ciudad..

Son miembros de la AIVP:
– CÂMARA MUNICIPAL DE LISBOA : www.cm-lisboa.pt
– AREA METROPOLITANA DE LISBOA : www.aml.pt
– ADMINISTRACAO DO PORTO DE LISBOA : www.portodelisboa.pt

 

PARTAGER

Deja un comentario