Asegurar la “Licencia para operar”… el compromiso con un enfoque proactivo es cada vez más esencial para los actores portuarios

Publicado por  4 enero, 2016 10:17 am Deja tus comentarios

Entrevista al Profesor Dr. Michele ACCIARO, Profesor Asociado de Logística Marítima en la Universidad de Logística de Kühne (KLU), Hamburgo

photos Michele Acciaro“Por muchos siglos, los puertos y las ciudades han vivido en una relación simbiótica. En varias ocasiones, la industrialización ha aumentado el conflicto y, en muchos casos, el puerto ha debido trasladarse lejos de la ciudad. Una mayor consideración de la dimensión ambiental y social dentro de la administración portuaria puede acercar al puerto y la ciudad y ayudarlos a prosperar juntos y a fortalecerse el uno al otro.”

AIVP: Las estrategias verdes y las políticas de Responsabilidad Empresarial en el sector portuario están integrando cada vez más los esquemas clásicos de desarrollo comercial. ¿Cuáles son los motores del interés por estas estrategias y cómo es que la Responsabilidad Empresarial de los puertos ha ido creciendo durante los últimos años?

Michele Acciaro: El sector portuario ha experimentado un cambio muy drástico durante los últimos cincuenta años, principalmente debido a la liberalización y el crecimiento. La popularidad del modelo de gobernanza de “Landlord”, en todas sus variantes, se origina en el reconocimiento de que el encomendar la operación portuaria al sector privado puede traducirse en elevados niveles de eficiencia, además de disminuir la carga del desarrollo de infraestructura. Sin embargo, a medida que crece el número de empresas privadas en los puertos y las Autoridades Portuarias adoptan atributos del sector privado como resultado de los procesos de desconcentración, liberalización y corporatización, se eleva la presión de todos los actores portuarios por obtener lo que muchas veces se denomina “license to operate”. La complejidad de las operaciones portuarias y el gran número de actores que participan en el puerto hacen que la opinión pública identifique al puerto con la Autoridad Portuaria. Asimismo, las relaciones de las Autoridades Portuarias con los gobiernos y otras entidades públicas locales son la base para que la opinión pública suponga que si algo no funciona en el puerto, la Autoridad Portuaria debería ser responsable de repararlo. Esto impone mucha presión para que los puertos busquen soluciones a los problemas que enfrentan las comunidades vecinas al puerto. Por ejemplo, en muchos puertos, la Autoridad Portuaria no tiene ninguna responsabilidad por las emisiones ni la contaminación de las actividades de las terminales y aún así, muchas veces, el público espera que la Autoridad Portuaria aplique una solución para reducir o compensar dichos efectos negativos. Naturalmente, el hecho de concentrarse en los problemas de índole ambiental y social también es consecuencia de la mayor atención que presta la opinión pública a los efectos negativos de las operaciones portuarias y el transporte marítimo en general. La mayoría de los puertos han adoptado un planteamiento más bien responsable, enfrentando los problemas a medida que se les presentan. Sin embargo, tanto yo como muchos administradores portuarios creemos que es mejor pensar de manera preventiva en los problemas potenciales que podrían afectar al puerto. En muchos países desarrollados, la prosperidad se da por sentada, por lo que resulta cada vez más difícil convencer a los ciudadanos de los beneficios económicos derivados de las actividades portuarias, pues las Autoridades Portuarias se enfrentan al desafío de convencer al público de que los efectos negativos externos del puerto son equilibrados por los efectos positivos. Sin embargo, se espera que las actividades portuarias se lleven a cabo sin costos externos.

AIVP: Usted menciona en su artículo que las estructuras sociales, tales como las normas, pero también las reglas no escritas o las convenciones sociales, lo ayudaron a analizar las fuerzas motivacionales de las Autoridades Portuarias para adoptar el concepto de Responsabilidad Empresarial. ¿Cómo influyen en las estrategias de desarrollo del puerto en términos de Responsabilidad Empresarial?

Michele Acciaro: Esa parte del artículo se originó en la observación de que en los puertos, como en cualquier otra industria, se experimentan algunas oleadas de temáticas, que surgen y se conversan en foros de la industria, en congresos y en los medios de comunicación. Me fascinan los procesos que hacen que ciertos temas adquieran notoriedad o bien, desaparezcan. Es importante porque muchas veces determinan la agenda de los políticos y, a su vez, la de los administradores portuarios. Aquí, la idea es que la administración portuaria no se lleve a cabo ni se pueda llevar a cabo en el vacío. Los administradores portuarios, también de los puertos de la competencia, deben conversar entre sí, observar lo que están haciendo sus competidores u otras industrias y, conforme a esto, ordenar sus acciones en orden de prioridad. Por ejemplo, si en un puerto, por alguna razón, el ruido se transforma en un problema importante, es probable que también veamos que los administradores portuarios de los puertos vecinos empiecen a considerar el ruido como un tema que debe atacarse mediante regulación o nuevas tecnologías. El aumento del intercambio entre los puertos, además del papel cada vez más preponderante de los medios de comunicación y las redes sociales en la configuración de la opinión pública, puede elevar en gran medida la urgencia de algunos temas, en mi opinión, para beneficio de la sociedad y, en un plazo mayor, para el mejoramiento de la sustentabilidad del sector. Sin embargo, creo que estos procesos pueden dificultarles la vida a los administradores portuarios, pues se ven enfrentados constantemente no solo a los desafíos que surgen en su propio puerto, sino que también a aquellos de los puertos vecinos e incluso de puertos más lejanos. Esto es positivo en términos de Responsabilidad Empresarial, ya que crea mayor conciencia de los potenciales problemas y favorece un planteamiento proactivo, pero entonces, adquiere importancia la organización de las prioridades y una mejor investigación de los problemas, porque aumenta el riesgo de poner atención a problemas que en realidad tienen pocas repercusiones en el puerto. En mi opinión, el tema no ha sido analizado adecuadamente en el sector portuario; muchas veces, debido a las protestas generalizadas, se da prioridad a problemas de poca importancia o escasa repercusión a expensas, a veces, de operaciones portuarias o desarrollo de infraestructura u otras medidas más críticas. Deberíamos evitar un modelo en que cada reclamo de la sociedad o cada problema ambiental paralice el puerto y, para evitar esta situación, es fundamental contar con un planteamiento proactivo. Yo veo la Responsabilidad Empresarial como una tendencia particularmente instrumental a este respecto. No solo contribuye a un planteamiento preventivo de problemas que quizás no son críticos todavía en dicho puerto, sino que además reduce el riesgo de emergencias sociales, lo que permite emprender una reflexión más pausada sobre los problemas existentes.

AIVP: Por último, usted señala que es probable que crezca la Responsabilidad Empresarial en el sector portuario y, por eso, los gobiernos nacionales están interesados en favorecer el desarrollo de los conceptos de puerto verde, incluidas las cadenas de suministro sostenibles. ¿De qué manera puede contribuir la investigación y estudios más profundos a un mejor entendimiento de la implicancia de la Responsabilidad Empresarial en el sector portuario y cuál es su importancia?

Michele Acciaro: La Responsabilidad Empresarial está destinada a adquirir mayor importancia en todas las industrias, siempre y cuando nuestra prosperidad no disminuya drásticamente debido a conmociones externas, tales como guerras o desaceleración económica prolongada. La mayoría de las industrias, en especial, aquellas que poseen contacto directo con los consumidores, han comprendido esto y están tomando las medidas correspondientes. Sin embargo, incluso en actividades económicas de empresa a empresa, es preciso poner mayor atención a estos problemas, porque hoy todos los sectores están bajo el escrutinio atento de los medios sociales, la prensa, los grupos de lobby y los reguladores, sin importar donde operen físicamente o si poseen una trayectoria larga. Vemos que si una empresa pasa por alto la dimensión social y ambiental de una decisión comercial, puede resultar destruida o sufrir daños graves, en algunos casos, incluso sin razones de peso. Hasta ahora, el puerto y el sector marítimo solo han dado los primeros pasos en materia de gestión de estos procesos y sospecho que, en el futuro, nos veremos enfrentados con cada vez más situaciones en que el sector estará bajo fuego. Creo que se pueden reducir considerablemente los riesgos asociados a dicha situación si intentamos anticiparnos a los problemas potenciales. Para eso, es preciso investigar más no solo los problemas propiamente tales, y me refiero en este caso al análisis de los impactos ambientales y sociales de las actividades portuarias en diferentes partes del mundo, sino que también los mecanismo que elevan algunos problemas del puerto a un nivel crítico. Existen muchas investigaciones buenas en los textos relacionados con gestión y sería muy positivo profundizar aún más en esos conceptos también para los puertos.


Michele Acciaro is the author of the article: “Corporate responsibility in the Port Sector” published in the International Journal of Logistics Research and Applications (Volume 18, Issue 3, 2015).

He is Associate Professor of Maritime Logistics at Kühne Logistics University (KLU). Previously he held the position of Senior Researcher Green Shipping at the Research and Innovation department of Det Norske Veritas AS (now DNV-GL) in Høvik, near Oslo, and of deputy director and researcher at the Center for Maritime Economics and Logistics (MEL)/Erasmus SmartPort of Erasmus University Rotterdam, with which he is still associated. Michele holds an MSc in Statistics & Economics, one in Maritime Economics & Logistics and a PhD in Logistics from Erasmus University.

PARTAGER

Deja un comentario