Oslo, una nueva etapa para la relación ciudad-puerto

Publicado por  5 enero, 2016 2:31 pm Deja tus comentarios

Vidar_Fiskum_110Una contribución de Vidar Fiskum, Project Manager – Department of Urban Development, Oslo Port Authority.

La Oslo Port Authority es miembro de la AIVP despues 1992.

El proyecto “Fjord City” empezó efectivamente con las obras lanzadas en 2005 en el sector de Tjuvholmen. Los ordenamientos son terminados desde 2014, y en el sector de Bjorvika donde también ya están prácticamente finalizados los ordenamientos con, en particular, el emblemático Opera House. Por ahora, los dos sectores restantes, Vippetangen y Filipstad, se mantienen principalmente portuarios. Las cosas deberían evolucionar rápidamente, en particular para Filipstad. Tuvimos la ocasión de hacer el balance con el Sr. Vidar Fiskum, Project Manager – Department of Urban Development, Oslo Port Autorithy.

Si bien los talleres mecánicos y el astillero del sector de Aker Brygge comenzaron a ser reconvertidos en los años 80, la verdadera mutación del frente costero de Oslo se inició luego de las conversaciones entre el Puerto y la Ciudad, a mediados de los años 90, y en 2004 se adoptó la integración del Plan Estratégico 2003-2011 para el puerto en el Plan Nacional de Transportes. Las principales orientaciones seleccionadas se van a traducir en:

  • el mantenimiento de las actividades de transbordadores y cruceros en el centro de la ciudad;
  • la reubicación de las actividades portuarias (en particular una de las terminales de contenedores) situadas en las proximidades del centro de la ciudad y su concentración en el SouthPort;
  • la reutilización de unas 50 hectáreas de terrenos que quedarán liberados para usos urbanos;
  • la reinversión del dinero generado por la venta de los terrenos portuarios en la transformación del puerto y sus nuevos proyectos.

El sector de Tjuvholmen se desempeña entonces como proyecto piloto y las obras lanzadas en 2005 van a marcar el inicio del proyecto “Fjord City” y de las operaciones programadas en los diferentes sectores que han sido definidos a lo largo del fiordo.

Los ordenamientos terminados en 2014 en las 51 hectáreas de Tjuvholmen le valieron recientemente un Global Award for Excellence del Urban Land Institute. El sector de Bjorvika, donde también ya están prácticamente finalizados los ordenamientos, ya es reconocido a nivel internacional como un barrio cultural que alberga, en particular, el emblemático Opera House diseñado por Snohetta, además del Museo de Arte Moderno diseñado por Renzo Piano Tjuvholmen. En 2018, el Munch Museum diseñado por Herreros Arquitectos debería abrir sus puertas al lado de la Opera.
Por ahora, los dos sectores restantes, Vippetangen y Filipstad, se mantienen principalmente portuarios. Las cosas deberían evolucionar rápidamente, en particular para Filipstad. Tuvimos la ocasión de hacer el balance con el Sr. Vidar Fiskum, Project Manager – Department of Urban Development, Oslo Port Autorithy.

AIVP – En la actualidad, las actividades portuarias están muy presentes en Vippetangen, con, en particular, silos, muelle para cruceros, y un terminal de ferry internacional. ¿Cuáles son las principales orientaciones programadas en este sector? ¿Con qué plazos?

Vidar Fiskum – En el futuro, solo se mantendrá en Vippetangen la terminal de transbordadores y los muelles para cruceros. La nueva “Harbour promenade” conectará las instalaciones de pasajeros directamente con el centro de la ciudad y las nuevas áreas en desarrollo alrededor de nuestra nueva Opera House, que es extremadamente popular entre nuestros turistas y habitantes de Oslo en general. En Vippetangen, también se van a construir nuevos atractivos para el público, espacios comerciales, restaurantes y tiendas. Pero es importante para nosotros que Vippetangen mantenga una apariencia rústica y con aires portuarios, distinta a las áreas de desarrollo más sofisticadas de Bjørvika y Tjuvholmen. Nos esforzamos por mantener una diferencia entre nuestras áreas en desarrollo y por lograr que cada distrito nuevo crezca de acuerdo con su propia alma.

AIVP – En Filipstad, se ha reubicado la terminal de contenedores y pronto deberían comenzar las remodelaciones. Ya existe una terminal de transbordadores y se anuncia una terminal de cruceros para responder al crecimiento del tráfico de pasajeros: en efecto, el Plan Estratégico 2030 contempla más de un 40% de crecimiento del tráfico de pasajeros en Oslo.¿Qué soluciones van a poner en práctica para garantizar el carácter mixto con los ordenamientos urbanos programados en el sector, tanto en el plano ambiental como en el de la seguridad y de la apertura del sitio a la población?

Vidar Fiskum – En efecto, hace 10 años, la terminal de contenedores de Filipstad se trasladó hacia el Puerto Sur y ahora Filipstad recibe otros tipos de carga. Oslo crece rápidamente y así lo hace también la actividad portuaria por lo que cada metro cuadrado está ocupado con algún tipo de actividad portuaria. En vista del creciente número de pasajeros en Oslo, esperamos que el transporte público en bote asuma la mayor parte del crecimiento. Vamos a construir muelles nuevos para el transporte público, cerca de los nodos en tierra, para ofrecer un flujo expedito entre los sistemas de transporte acuáticos y terrestres. Asimismo, prevemos cierto crecimiento en transporte internacional de pasajeros y estamos preparando nuestros muelles para recibir barcos más grandes. Además de mejorar nuestra estructura, estamos construyendo nuestras relaciones públicas organizando el evento anual “Junto al Muelle” (Havnelangs) cada primer domingo de junio. En Havnelangs, nosotros y nuestros clientes exhibimos la amplia variedad de actividades y servicios ofrecidos por el puerto a la ciudad.

AIVP – Asimismo, se mantendrán en el lugar otros equipamientos de índole portuaria y, una vez más, en este caso, ¿qué soluciones se implementarán para compatibilizar los usos urbanos y portuarios?

Vidar Fiskum – En el centro de la ciudad, solo queremos actividades relacionadas con el transporte de pasajeros o portuarias que no requieran ISPS. En nuestras terminales de transbordadores, habrá instalaciones permanentes ISPS para atender a nuestros servicios de transbordadores que operan durante todo el año. Nuestros muelles de cruceros, utilizados principalmente durante el verano, no están al mismo nivel de demanda de las instalaciones permanentes ISPS. Por lo tanto, es importante para nosotros abrir estos muelles al uso público, cuando no tenemos cruceros que nos visitan en el muelle. Creemos que el hecho de que abramos nuestro muelle justo después de que zarpa el crucero es el principal argumento para poder seguir ofreciendo un destino de crucero situado en el corazón del centro de nuestra ciudad.

AIVP – Filipstad posee una identidad marítima fuerte. ¿Se va a preservar esta identidad y de qué manera? ¿Estaba, por ejemplo, el sector integrado en su Plan para el Patrimonio Portuario?

Vidar Fiskum – Tal como lo señalamos anteriormente, cada distrito nuevo debe crecer de acuerdo con su naturaleza propia para ser un suplemento valioso y popular a la trama de la ciudad. Para fomentar el desarrollo del alma de las áreas, preservamos algunos de los edificios y grúas que existían en el muelle. Hemos realizado un trabajo minucioso de preparación de nuestro plan patrimonial y ahora nos resulta más sencillo identificar los edificios y elementos que debemos preservar para el futuro. A pesar de los años de diversas actividades portuarias en Filipstad, no quedan mayores rastros de la actividad portuaria, aparte del muelle propiamente tal, que fue construido en el 1800. Nuestro plan patrimonial contempla estos muelles y también vamos a preservar partes de una planta de tostado de café en el lugar, que se construyó en los años 1950. También estamos en conversaciones con el departamento de urbanismo para preservar un edificio construido en los años 1960, pues queremos mantener la mayoría de nuestra historia portuaria en el lugar y el departamento de urbanismo desea demoler el edificio para dejar espacio a una calle más ancha que atraviesa el distrito nuevo. Pero además de estos edificios, queremos preservar las antiguas “grúas de Oslo” comunes de Filipstad, que se construyeron hace siglos y ubicadas a lo largo de todos los muelles de Oslo. Hoy solo quedan tres, situadas en Filipstad.

AIVP – El Puerto de Oslo es el principal propietario de terrenos de la zona de Filipstad. Como tal, presentó su propio programa de ordenamiento para Filipstad. Este programa es una alternativa a las otras propuestas que se hicieron, en particular, la del Planning and Building Service de la Ciudad de Oslo. ¿Nos podría resumir las principales orientaciones de su programa y explicar en qué se diferencia del plan de la Ciudad de Oslo? ¿Y cómo trabajan en este plan con la Ciudad para ajustar los puntos de vista?

Vidar Fiskum – Tenemos un buen diálogo con el departamento de urbanismo y hemos llegado a un acuerdo para realizar propuestas separadas para Filipstad, que consideramos que refuerzan la democracia y el proceso de toma de decisiones en la municipalidad. Es saludable para nuestro sistema democrático que los políticos posean varias propuestas de donde decidir. Las estrategias de planificación son bastantes similares; existe una moderna terminal de transbordadores ubicada en la parte occidental de Filipstad, el centro de la ciudad de Oslo se expande hacia el área oriental y las áreas entre el centro de la ciudad y la terminal están preparadas principalmente para albergar áreas residenciales. Sin embargo, creemos que es posible construir un barrio nuevo bueno sin tener que cambiar la disposición principal de la carretera que atraviesa el área. En donde el departamento de urbanismo desea ubicar la carretera bajo el suelo y el nivel del mar en un túnel extremadamente costoso, queremos construir una fila de edificios de oficina para disminuir el impacto del ruido en las áreas de la ciudad.

AIVP – ¿Qué balance podría hacer de los ordenamientos que ya están terminados en otros sectores del frente costero, y de qué manera se complementará lo programado en Filipstad con lo que ya se realizó en Tjuvholmen o Bjorvika? A modo de ejemplo, ya se han implantado edificios emblemáticos, tales como la Opera House ya mencionada, en otros sectores del frente costero. ¿Falta otro más en Filipstad?

Vidar Fiskum – Nos hemos dado cuenta que los frentes costeros son sumamente populares, en especial, durante la breve época de verano noruega. Hay gran demanda de parques, playas y deportes náuticos en las antiguas áreas portuarias. En Filipstad, construimos un gran parque nuevo de ciudad, y la playa y las piscinas de agua de mar más grandes, para asegurarnos que tenemos suficiente capacidad y espacio para actividades recreativas durante el verano. Es importante para nosotros que las áreas que vamos dejando, a medida que se traslada la actividad portuaria, sean de alta calidad urbana y arquitectónica, para beneficiar a la población, además de darnos una buena reputación y legado. Cuando hablamos de hitos, en Filipstad queremos construir un edificio icónico de gran altura que marque el límite occidental del centro de la ciudad. El aspecto del edificio lo decidiremos a través de un próximo concurso arquitectónico.

AIVP – Para finalizar, Noruega anunció su intención de reducir sus emisiones de carbono en un 50% de aquí a 2030 y de lograr la neutralidad de carbono en 2050. La Ciudad de Oslo también tiene ambiciones ecológicas muy enraizadas. Principalmente en este sector de Filipstad, ¿cómo van a responder, en términos concretos, a los desafíos del cambio climático tanto en el ámbito de la huella de carbono como en el de los riesgos de inundación y de subida del nivel del mar?

Vidar Fiskum – Trataremos de reducir el flujo de transporte en automóvil ofreciendo una cantidad limitada de estacionamientos y conectaremos las nuevas áreas urbanas con la red de transporte público de Oslo, que crece rápidamente. Las calles de Filipstad estarán diseñadas pensado en los ciclistas y los peatones. También tenemos un Plan de Calidad para Filipstad, que identifica áreas en las cuales reducir el impacto ambiental, por ejemplo, la contaminación en la etapa de construcción, baja demanda de energía en la estación en que se utiliza calefacción, ningún sistema de calefacción que utilice carbono, etc. Debido a la crecida del nivel del mar, existen mediciones nuevas que predicen que el levantamiento de la tierra, en marcha desde la última edad del hielo, al norte de Escandinavia va a seguir más o menos la crecida del nivel de los mares. Por el momento, solo estamos construyendo edificios nuevos a un nivel de suelo que no permita daños por inundaciones de 100 años.

 

PARTAGER

Deja un comentario