Valparaíso, el proyecto Puerto Barón se ha relanzado

Publicado por  2 diciembre, 2016 6:58 am Deja tus comentarios

itw_valparaiso_01_110Entrevista con Gonzalo Davagnino Vergara, Director General, Empresa Portuaria Valparaíso, Chile

Empresa Portuaria Valparaíso es miembro del AIVP desde 2002.

En 2006, el proyecto Puerto Barón, operación de transformación urbana del frente costero, fue adjudicado a Mall Plaza. Ha sido objeto de numerosos debates y debe además responder a las exigencias de la UNESCO, dado que el Área Histórica de Valparaíso está clasificada como Sitio de Patrimonio Mundial desde 2003. En julio pasado, la Empresa Portuaria Valparaíso, Plaza Valparaíso S.A. y diversas autoridades anunciaron que se había relanzado. Asimismo, debía darse inicio a las obras de la última etapa de este proyecto.

AIVP – ¿Podría recordarnos las principales orientaciones de este proyecto, y cuáles han sido sus evoluciones para responder a los debates con la comunidad y para tomar en cuenta el impacto patrimonial?

Gonzalo Davagnino Vergara – El origen y destino de la iniciativa de Puerto Barón es la apertura del borde costero a la ciudadanía, de manera permanente, durante toda la jornada y durante todo el año. Este espacio hoy es utilizado para transferencia y circulación portuaria, bloqueando la relación directa de la ciudad con el Bordemar, frente al Barrio El Almendral, mayor porción de suelo horizontal del Plan de la ciudad.
Puerto Barón ofrece un mix de espacios públicos que no existen en Valparaíso, conectados directamente a la red de metrotren y a las comunas interiores de la región. Desde esta perspectiva, se diseñó una propuesta, la cual ha ido mejorándose en el tiempo, con la interacción de las entidades públicas, y últimamente incorporó lineamientos adicionales a petición de Unesco, orientados principalmente a disminuir los nuevos volúmenes, en cuanto a altura y extensión, sí como la puesta en valor integral de la bodega Simón Bolívar, inmueble el cual está protegido patrimonialmente por la normativa territorial local.

DCIM100MEDIADJI_0259.JPG

AIVP – ¿Cuáles son los equipamientos programados para esta última etapa y su calendario?

Gonzalo Davagnino Vergara – El proyecto Puerto Barón es uno de los pilares del Plan de Desarrollo de Puerto Valparaíso (PDPV), entendiéndola como una iniciativa que armoniza el crecimiento portuario con el desarrollo y necesidades de la ciudad. Se trata de una inédita iniciativa de apertura del borde costero al uso urbano, que generará una ventana de la ciudad al mar en un espacio de 12 hectáreas, de las cuales dos tercios serán de uso público y libre acceso 24/7. Fue licitada en 2006 al concesionario Plaza Valparaíso S.A. como resultado de los enfoques y lineamientos establecidos en el Cabildo Municipal de 1991, que con amplia participación refrendó la voluntad ciudadana de recuperar el acceso al borde mar, en un marco complementario con la operación y crecimiento del puerto.

Maquette initiale du projet © Empresa Portuaria Valparaíso

El proyecto representa una inversión de más de US $200 millones, una de las más relevantes a realizar en la ciudad en los últimos 80 años, y generará alrededor de 4 mil empleos (1.500 en su construcción y 2.500 en su operación). Contempla un gran paseo costero de 840 metros de largo y 40 de ancho promedio, dos plazas de 11 mil y 5 mil metros cuadrados, áreas verdes, ciclovías, una Marina Deportiva Pública y áreas de esparcimiento. Se trata de una iniciativa en sintonía con los desafíos y necesidades de la ciudad-puerto de Valparaíso, y que sigue la tendencia internacional sobre el desarrollo de waterfronts en zonas del borde costero de las ciudades.

Actores urbanistas y sociales de la comuna han establecido una serie críticas hacia la iniciativa, principalmente a raíz de su supuesta afectación a la condición de Patrimonio de la Humanidad que tiene el Sitio de Patrimonio Mundial de Valparaíso. UNESCO recogió dicha inquietud y pidió al Estado analizar las implicancias del proyecto, lo que finalmente descartó completamente el Estudio de Impacto Patrimonial que desarrolló el experto contratado por el Estado, arquitecto Juan Luis Isaza y que fue ampliamente conocido en mayo de este año. Dicho documento concluyó que no existen factores que ameriten seguir dilatando este proyecto que no sólo no afecta la condición patrimonial de Valparaíso, sino que la potencia a partir del rescate arqueológico y puesta en valor de los hallazgos que se encuentren.

Projet Puerto Barón © Empresa Portuaria Valparaíso

Como contrapartida, diversos estudios de opinión han recogido una favorable percepción de la ciudadanía. Los más recientes son el Estudio Veas (2015) que concluye: 64% de la población lo conoce; 59% la valora positivamente; 71% cree que generará empleo; 67% cree que será un aporte al desarrollo comunal. Asimismo, el Estudio Adimark (2015) indica que: 97% de encuestados lo conocen; 57% lo valora positivamente; 75% cree que generará empleo; 71% asegura que visitaría el proyecto.

Antes, durante 2015, y a instancias del Estado –por recomendación de UNESCO-, se conformó la Mesa intersectorial denominada “Comité de Conservación del Sitio Área Histórica de la Ciudad Puerto de Valparaíso”, compuesta por la Intendencia, Gobernación, Monumentos y otros organismos, que revisó el proyecto y sugirió mejoras en su diseño. Tras un trabajo de varios meses, dio a conocer 19 consideraciones, las cuales fueron acogidas voluntariamente por el concesionario, y ahora canalizadas por el propio Estado a través de EPV.
Finalmente en julio pasado se dio inicio a la ejecución del Plan de Gestión Arqueológica solicitado por el Estado, a través del Consejo de Monumentos nacionales, al concesionario. Esta fase está concluyéndose esperándose hacia diciembre el reinicio definitivo de la construcción de Puerto Barón.

AIVP – En este mismo sector existía una terminal de cruceros, que se ha trasladado. ¿Por qué razón y qué han previsto instalar en su lugar?

Gonzalo Davagnino Vergara – Es necesario trasladar dicha infraestructura, ya que en el lugar original se edificará el proyecto Puerto Barón, y a su vez, debe modernizar sus estándares de servicio y capacidades. Cabe mencionar que el proyecto se encuentra construido y operando, no al extremo del Muelle Barón, sino en el borde costero en sector Avenida Francia, colindante a la zona donde a futuro se emplazará la Plaza Francia del proyecto Puerto Barón, conectada a la estación Francia del metrotren.

itw_valparaiso_08AIVP – Su actividad de cruceros dura de octubre a abril. Fuera de esta temporada, ¿cuáles son las actividades y funciones programadas para mantener la utilidad de este equipamiento? y de manera más general, ¿cómo se le integrará a la vida cotidiana de la ciudad y de sus habitantes?

Gonzalo Davagnino Vergara – El nuevo Terminal de Cruceros es un proyecto desarrollado conjuntamente por EPV y el Grupo Agunsa, concesionario Valparaíso Terminal de Pasajeros VTP. Representa una inversión de 8 millones de dólares (+IVA) y ya está plenamente operativo atendiendo desde octubre las recaladas de Temporada de Cruceros 2016-2017, tras su construcción a cargo de la empresa Cypco, la cual se extendió durante 10 meses. Su concreción obedece a la necesidad de mejorar el estándar de atención al sector turístico, considerando además que su nueva ubicación posibilita el desarrollo del proyecto de apertura urbana Puerto Barón, con el cual quedará directamente conectado.

Nouveau terminal passagers © Empresa Portuaria Valparaíso

El nuevo VTP será un pilar relevante para la industria del crucerismo nacional, haciendo posible atender más cruceros al mismo tiempo y de mejor forma. Más cruceros son más turistas que gastan, invierten, consumen servicios en Valparaíso –anualmente esta industria deja cerca de US $ 16 millones a la ciudad- y sus alrededores, y que además “viralizan” la buena imagen que se lleven de la ciudad, a través de una buena atención en VTP. En concreto, el nuevo edificio tiene una superficie construida de 5.237 metros cuadrados, cuenta con una fachada de 120 metros de largo y una altura máxima de 7,16 metros. Dispondrá de un área de estacionamientos para 47 vehículos livianos y 26 andenes para los buses que trasladan a los turistas.

El desarrollo de este nuevo Terminal de Pasajeros implica una inversión y un trabajo serio y dedicado, en pro de consolidar un motor importante de desarrollo de la ciudad y de la identidad del país, como es el turismo. Además de servir para la atención de cruceristas durante la temporada alta, el recinto funcionará con un Centro de Eventos de primera categoría, a escala regional, que le permitirá a la ciudad y a los porteños disponer de un recinto para ferias y convenciones, que a la fecha no existía en Valparaíso. Asimismo, como parte de la búsqueda de una mayor competitividad para el puerto, avizorando el repunte que ha tenido la industria de cruceros, Puerto Valparaíso se encuentra desarrollando un estudio de factibilidad para un muelle dedicado a los cruceros, a través del cual se podrá determinar la necesidad de generar infraestructura adicional específica para la atención de pasajeros, precisando su proyección por los próximos años y posibles modelos de negocios.

AIVP – En julio pasado, usted reafirmó en la Municipalidad su interés por el Palacio Subercaseaux, edificio patrimonial del barrio portuario que se incendió. ¿Cuáles son sus proyectos para este edificio y sus otras iniciativas en favor del patrimonio en una ciudad donde este término tiene fuerte resonancia?

Gonzalo Davagnino Vergara – Hemos llegado al convencimiento de que Valparaíso y el puerto son una realidad indivisible, que es complejo imaginar la ciudad sin la actividad portuaria, pues hacerlo sería omitir su historia y costumbres que la han convertido en un referente mundial. Del mismo modo, creemos que el puerto no sólo debe estar preocupado de sus operaciones, sino desarrollar una mirada integral e integrada con las preocupaciones de la ciudad.

Palais Subercaseaux © Empresa Portuaria Valparaíso

En ese sentido, el tema patrimonial efectivamente es un sello de la ciudad. Al margen de que se ha hecho acento en los posibles impactos de nuestros proyectos en el Sitio de Patrimonio Mundial –que fue declarada como tal considerando al puerto y su futura expansión- y en el abandono en que se encuentra, nos hemos propuesto colaborar activamente y realizar acciones concretas en la materia. Un paso importante fue el desarrollo de estudios de impacto patrimonial en los proyectos portuarios. Y otro muy relevante lo constituye la iniciativa de trasladar nuestro Edificio Corporativo, actualmente al interior del recinto portuario, al ex Palacio Subercaseaux, inmerso en el corazón del Área Histórica de la ciudad, gracias al acuerdo con el municipio y al apoyo del Gobierno. En la actualidad existen solo los muros patrimoniales y un sitio eriazo de lo que fue el edificio histórico, consumido por un incendio el año 2014. Esperamos que a través del trabajo conjunto este sea sólo el comienzo de otras iniciativas que agreguen valor al Barrio Puerto.

La recuperación de un edificio símbolo y su entorno inmediato, en el centro patrimonial y fundacional de Valparaíso, apunta a la consolidación del histórico vínculo ciudad-puerto. Porque al comprometernos con la recuperación del Barrio Puerto, estamos salvaguardando una parte central de nuestra identidad, el origen del carácter portuario de esta ciudad única. Por otra parte, la intervención de estructuras hoy abandonadas y profundamente dañadas mediante las mejores técnicas arquitectónicas y de construcción, levantando en su interior un edificio vivo, es también una señal de confianza hacia la ciudad, de cómo avanzar en la conservación y promoción de su patrimonio.

Palais Subercaseaux © Empresa Portuaria Valparaíso

La iniciativa ha avanzado a nivel de anteproyecto –desarrollado por la empresa Aginva- y está a la espera de la aprobación presupuestaria por parte del Estado para su concreción. En concreto, implica una intervención en un terreno de 1.100 metros cuadrados, con la habilitación de una superficie útil de 5.600 metros cuadrados, distribuidos en cuatro pisos, dos niveles subterráneos y una terraza, propuesta como una quinta fachada en sintonía con el requerimiento patrimonial de la Zona Típica y Sitio de Patrimonio Mundial Unesco en la que está inserto el edificio.

Asimismo, se plantea recuperar estructural y arquitectónicamente los muros patrimoniales que se conservan del inmueble, y ponerlos en valor instalando en su interior una estructura contemporánea, levemente separada de los muros exteriores, que contempla un patio interno desde el primer piso al techo, y que comunicará interiormente los distintos niveles del edificio. Su exterior será respetuoso de la altura y volumetría del edificio original y de las estructuras del entorno. Asimismo, se hará cargo de la recuperación de los pasajes Almirante Goñi y Pérez Gacitúa, ambos bienes nacionales de uso público. El anteproyecto, además, contempla una primera planta de uso público, recuperando el uso comercial que tuvo el edificio antes del siniestro, con un teatro-auditorio y un Centro de Documentación que contempla una biblioteca pública portuaria.

AIVP – SEn el ámbito portuario, su plan de desarrollo comprende diferentes proyectos de extensión: el de la Terminal 1, la creación de una nueva terminal de contenedores ganada en parte al mar para la Terminal 2 e, incluso, el desarrollo de la actividad en Yolanda (Terminal 3) que es, sin duda, el sector con mayor potencial de desarrollo. En todos estos casos, y ésta es una de las principales características de Valparaíso, las actividades portuarias están en contacto inmediato con la ciudad. Usted destaca, principalmente para el sector de Yolanda, la necesidad de aumentar su eficacia logística garantizando al mismo tiempo un desarrollo armónico e integrado con la ciudad. Una de las fuerzas impulsoras para esta integración puerto- ciudad consiste en la reflexión sobre el acceso al puerto. ¿Qué medidas se han programado? ¿Y podría contarnos más del proyecto de Mathias Klotz que ganó el concurso sobre los accesos Sur y el Muelle Prat que lanzaron en mayo de 2015?

Nouveau Terminal 2 © Empresa Portuaria Valparaíso

Gonzalo Davagnino Vergara – El denominado “Concurso Público Anteproyecto Urbano – Paisajístico Viaducto Acceso Sur – Muelle Prat” fue una enriquecedora experiencia de participación de la comunidad del diseño en las futuras infraestructuras portuarias. Como puerto pudimos interactuar con equipos multidisciplinarios cuya convocatoria fue muy buena y nos quedamos finalmente con una propuesta, que para sorpresa de todos, fue elaborada por uno de nuestros arquitectos nacionales más prestigiosos. Esta iniciativa propone una intervención urbana en dos sectores muy sensibles de la ciudad, en su Área Histórica; entorno Plaza Wheelwright y entorno Plaza Sotomayor.

El desafío radicó en generar un proyecto arquitectónico en armonía con una obra de infraestructura vial, correspondiente a un nuevo viaducto y un túnel bajo tierra, ambos al interior del puerto, en el borde costero.

Klotz propuso para el viaducto un paseo – mirador adosado a la estructura, el cual luego remonta por la ladera del Cerro Artillería, conectando Plaza Wheelwright con el Mirador 21 de Mayo, para una extensión aproximada de 700 metros. Para la zona del túnel, se propone, sobre esta, una gran explanada despejada, con nuevos locales comerciales, mobiliario, iluminación y sombreadores para la actividad náutica de las lanchas turísticas del Muelle Prat, que ofrecen paseos por la bahía de Valparaíso, de una extensión de 6.000 metros cuadrados.

Vemos esta experiencia, como una acción concreta de integración con la comunidad, la cual incluso tuvo la opción de votar por la propuesta de su preferencia durante la exposición pública previa al veredicto final de los ganadores. En la actualidad el diseño de arquitectura de detalle e ingenierías se encuentran finalizadas, y estamos ad portas de ingresar el proyecto a tramitación medioambiental.

 

PARTAGER

Deja un comentario