La animación Puerto-Ciudad para ser competitivos

Publicado por  12 junio, 2017 8:14 am Deja tus comentarios

p3_yannAlixUna entrevista con Yann Alix, Fundación Sefacil.

Los Encuentros AIVP de Le Havre serán animados por Yann Alix, Delegado General de la Fundación Sefacil, laboratorio de ideas prospectivas acerca de las estrategias marítimas, portuarias y logísticas. Yann actúa también como Responsable de Marketing y Estrategia de Soget SA, líder en el mercado de los Port Community Systems.
La ocasión de abordar aquí con él el tema de la animación Puerto-Ciudad que se encontrará al centro de nuestros debates de los próximos 29 y 30 de junio.

Soget es un miembro de la AIVP despues 2003

AIVP – Según usted, ¿es aún posible, hoy en día, querer desarrollar la competitividad de su ciudad portuaria sin apoyarse sobre la animación puerto-ciudad? O, formulándolo de otra forma, ¿qué le faltaría a la estrategia situada únicamente bajo el ángulo de la rentabilidad económica y de la eficiencia logística?

Yann Alix – La valorización de las sinergias entre la ciudad portuaria y sus habitantes constituye un pilar fundamental de una dimensión social indisociable del atractivo económico y del rendimiento logístico. La animación pasa por formas dinámicas de integración a través de ambiciosos programas educativos, la formación profesional, la investigación académica. Atraer talentos, crear un entorno propicio para la innovación, proponer una calidad de vida e inyectar este fuerte sentimiento de pertenencia del que gozan la mayoría de las ciudades portuarias constituye otra faceta de una estrategia moderna de la animación puerto-ciudad. Rotterdam, Singapur o incluso San Diego son ejemplos de estrategias colaborativas innovadoras donde se consolidan pasarelas eficaces y productivas entre los profesionales portuarios, los administradores urbanos, y el conjunto de la sociedad civil.

La repetición y la diseminación de iniciativas como las Hackathons portuarias, los Meet’up Smart Port o incluso las acciones de puertas abiertas de los puertos tienden a demostrar que la animación rima de ahora en adelante con la innovación. La capacidad que tiene una plaza portuaria de conservar su atractivo, también pasa por su aptitud para modelar en parte su propio futuro. Hamburgo, Amberes o incluso Shanghái son unas buenas referencias en este ámbito.

AIVP – La animación puerto-ciudad implica la movilización de diferentes actores presentes en el territorio. Este diálogo renovado puerto-ciudad-ciudadano, ¿abre también la vía hacia nuevas formas de gobernanza?

Yann Alix – Las relaciones puerto-ciudad deben continuar abriéndose al público en general y a las diversas formas de expresión ciudadana. El desafío de la gobernanza es corneliano ya que el equilibrio y el peso de cada una de las partes interesadas deben imperiosamente reencontrarse en los órganos de gestión, de vigilancia y de decisión. La animación puerto-ciudad, dice relación también con captar la complejidad de situaciones económicas, logísticas y estratégicas que hasta las mentes más iluminadas podrían no captar. El perímetro de una “buena gobernanza” implica saber proyectarse en términos de tiempo y espacio. La cuestión de las escalas de pertinencia se revela aún más crucial, ya que los tomadores de decisiones rara vez se atreven a entrar en el juego de la prospectiva y de la anticipación estratégica.

AIVP – Usted sigue nuestras Conferencias y Encuentros desde hace muchos años, y conoce bien a todos los actores de las ciudades portuarias que participan en ellas. ¿Qué espera esta vez de los debates y de la animación que hará en ella?

Yann Alix – ¡La AIVP celebrará sus 30 años en 2018 y tuve el privilegio de que me asociaran a las reflexiones puerto-ciudad a partir de una intervención en 2006 en Sídney, donde había argumentado que el desarrollo de los terminales especializados en greenfield distendía el vínculo histórico y orgánico del puerto con su ciudad! Por lo tanto, lo que espero de este Encuentro en Le Havre es audacia. Atreverse a pensar de forma diferente a través de nuevas ideas, desubicadas e impertinentes. Las redes sociales, los nuevos hábitos de consumo, la conciencia ecológica, la revolución digital: todas estas realidades deben insuflarle un nuevo viento a la gestión de las relaciones puerto-ciudad. ¿Quién habría pensado que en la Conferencia mundial de la AIVP de Róterdam en 2016 serían destacadas la energía y la economía circular al centro de los debates puerto-ciudad? A partir de las experiencias adquiridas desde hace 6 años en la dirección de la Fundación SEFACIL, deseo orientar los debates hacia ambiciones prospectivas, para esbozar las grandes líneas del mañana, y por qué no del pasado mañana, en materia de puerto-ciudad.

Las celebraciones de los 500 años de la ciudad portuaria de Le Havre revelan lo importantes que son las aspiraciones ciudadanas. Una verdadera apertura ocurre y debe amplificarse. El arte nuevamente se hace presente en las ciudades portuarias, como el artista JR lo había hecho en 2014 en Le Havre para el PORT 2000. Debemos conciliar de forma inteligente la globalización de los intercambios encarnada por los puertos y el sentimiento local de poblaciones que buscan una mejor vida portuaria. La animación y el diálogo son medios que permiten llegar a tener cada vez más una integración productiva pero también cultural, simbólica, etc.
¡Las ciudades portuarias mundiales siguen siendo verdaderos laboratorios de experimentación y los contornos de la futura economía verde y azul deben surgir de las reflexiones compartidas en los Encuentros y Conferencias mundiales de la AIVP!

PARTAGER

Deja un comentario