La conservación de Venecia y la protección de sus ciudadanos no pueden seguir esperando

Publicado por  19 diciembre, 2019 9:54 am Deja tus comentarios

portrait Pino MusolinoLa entrevista exclusiva del presidente del puerto de Venecia y su reacción ante las recientes inundaciones en su ciudad.

Venecia ha resultado duramente golpeada por fenómenos climáticos extremos, los que, lamentablemente, se vuelven cada vez más frecuentes. Ustedes acaban de pedir la solidaridad de las principales líneas de cruceros que visitan el puerto, ¿qué esperan al respecto?

Dos días después de la excepcional marea del pasado 12 de noviembre, escribí de inmediato a todas las empresas de cruceros que visitan nuestro puerto, invitándolas a contribuir a las iniciativas de recaudación de fondos para la ciudad de Venecia. La invitación logró reacciones inmediatas. En mi calidad de administrador público a cargo de la gestión de la mayor zona económica y laboral del noreste de Italia (los puertos de Venecia dan empleo a más de 19 000 trabajadores, de los cuales 4500 se desempeñan en el sector de cruceros), pensé que era necesario apoyar a la población a superar esta enorme tragedia. Consideré que una señal concreta proveniente del sector de cruceros podría, además, fortalecer la relación de confianza con los ciudadanos venecianos. Con esta iniciativa queremos transmitir también el mensaje de que el puerto y sus trabajadores son una importante parte del entramado social de la ciudad y que tienen una función primordial en estos tiempos de dificultades en común. Hay que dejar en claro que tanto Venecia como su laguna se están recuperando del desastre ocurrido el pasado mes. Tengo el convencimiento de que, durante los próximos años, estaremos en condiciones de encontrar el equilibrio adecuado para proteger nuestro territorio y su economía, aun cuando debamos enfrentar los complejos desafíos climáticos del futuro cercano, con el aprendizaje del pasado y la aplicación de tecnologías del siglo XXI, ya que Venecia debe continuar viva, no como un museo a cielo abierto sino como un centro de desarrollo económico, de innovación y de empleo.

La ciudad y el puerto enfrentan juntas este tipo de fenómenos, y el desafío es global. ¿Cómo visualiza la función del puerto en la futura rehabilitación de Venecia, y en su protección?

place venise innodéeDurante la noche del martes 12 al miércoles 13 de noviembre pude experimentar en carne propia la devastación que golpeó a Venecia. Fue una devastación en la que, sobre la cuenca de San Marco y el Gran Canal, flotaban muebles, ropa, zapatos, libros y los objetos sencillos de la vida cotidiana, dando testimonio de la tragedia que aplastó a Venecia y la vida de sus ciudadanos. La conservación de la ciudad y la protección de sus ciudadanos no pueden seguir esperando. Si bien la tarea de la protección de Venecia no es de estricta responsabilidad de la autoridad portuaria, también es cierto que la protección de la ciudad no se logrará únicamente con el sistema MoSE. Las iniciativas de protección física de la ciudad deben ir de la mano con su protección socioeconómica, lo que implica conferir la misma importancia a la protección de monumentos y arquitectura de la ciudad histórica, dado el hecho de que la cultura que distingue a Venecia deriva de manera directa de su puerto y de su historial de comercio marítimo. Por lo mismo, resulta fundamental la protección de aquellas actividades productivas establecidas en territorio veneciano que dan sustento a la población residente y que son el motor de la innovación. En realidad, la innovación es esencial en la ecuación puerto – desarrollo – protección, que considera a la autoridad portuaria del norte del Adriático una de las realidades nacionales más dinámicas en el uso de financiamiento europeo, con capacidad de mantener un diálogo constante con los centros de conocimientos en materia de ecosostenibilidad y protección del medioambiente local e internacional.

En términos del cambio climático y reducción de la huella de carbono, ¿cuáles son las principales actividades que se llevan a cabo actualmente en el puerto de Venecia?

La autoridad portuaria aspira a aumentar la compatibilidad entre el desarrollo del puerto en términos de tráfico y la protección de su entorno. Su estrategia considera las 10 prioridades medioambientales comunes a los puertos de Europa pertenecientes a la Organización Europea de Puertos Marítimos (ESPO) y a las 10 metas de la Agenda de AIVP para 2030, ratificadas por el puerto en junio pasado. Nuestras acciones se centran en tres prioridades medioambientales: calidad del aire, consumo energético y cambio climático. En relación con la calidad del aire, la autoridad promovió la renovación de la Bandera Azul para Venecia, un acuerdo voluntario que involucra a las empresas de cruceros en el uso de combustibles con bajo contenido de azufre durante su visita a nuestro puerto. En cuanto a las prioridades relativas al consumo energético y el cambio climático, tenemos en desarrollo un plan energético-medioambiental que capta una panorámica del estado del consumo con el fin de implementar las mencionadas medidas energéticas, además de las que ya se hayan propuesto (por ejemplo, la iluminación con tecnología LED del terminal de cruceros y la iluminación alimentada con paneles de energía solar e integración con focos de tecnología LED de bajo consumo instalados en los principales canales de navegación del puerto). En general, el enfoque de nuestra autoridad apunta a lograr la participación de los operadores del terminal en la mejora de la eficiencia energética de sus actuales sistemas e infraestructura, y más adelante, a desarrollar proyectos de suministro que utilicen fuentes renovables.

El último informe del IPCC sobre el aumento en el nivel del mar puso de relieve la vulnerabilidad de muchas ciudades portuarias ante los fenómenos climáticos extremos y el cambio climático. ¿Cuáles son los asuntos en particular que desearía subrayar a los miembros de la AIVP?

Quisiera destacar la necesidad de equilibrio entre economía y sostenibilidad. A este respecto, mucho antes de las marejadas ocurridas en noviembre pasado, la autoridad reunió en Venecia a las delegaciones de siete de los principales puertos de cruceros de Europa: Ámsterdam, Palma de Mallorca, Bergen, Cannes, Dubrovnik, Málaga, Marseille Fos. Esta reunión dio origen, en julio de 2019, a la iniciativa «CRUISE 2030 CALL FOR ACTION» con el fin de definir estrategias comunes destinadas a aumentar la compatibilidad entre el sector de cruceros y las realidades urbanas y medioambientales europeas, un asunto que está en el centro de los debates entre los puertos y las ciudades de la AIVP. Si bien las delegaciones reconocieron la importancia económica y laboral del sector, quienes estuvieron presentes concordaron, además, en la importancia de una acción coordinada para refrenar, o eliminar, los costos externos asociados a este fenómeno. La próxima reunión se llevará a cabo en enero de 2020 en Palma de Mallorca, y las delegaciones decidieron elaborar un plan de acción con el propósito de preparar un documento conjunto para su aprobación durante dicha reunión. Muchos de los asuntos en común que surgieron durante el debate estaban relacionados con las limitaciones físicas de los puertos europeos, los que se cimientan en una arquitectura urbana muy antigua. Estos, si bien constituyen un gran atractivo turístico, son muy frágiles. Por este motivo, todos los puertos pertenecientes a la iniciativa CRUCEROS 2030 llegaron al acuerdo de indagar más en la posibilidad de diseñar buques más adecuados a las características de los puertos europeos.
Bateau de coisière à Venise

PARTAGER

Deja un comentario