Rijeka: la diversidad como ventaja

Publicado por  20 octubre, 2020 3:00 pm Deja tus comentarios

Rijeka ha sido seleccionada Capital Europea de la Cultura 2020. En este marco, propone un programa muy rico, con más de 600 eventos culturales y artísticos, y recibe a lo largo del año artistas croatas y también del mundo entero. Rijeka también es el primer puerto de Croacia, y su designación como Capital Cultural Europea también llega después de la de otras ciudades portuarias europeas en los años anteriores. Esta identidad específica fue puesta en el corazón del programa creado por Rijeka, una elección que refleja el objetivo 6 de la Agenda AIVP 2030 sobre la promoción de la cultura y de la identidad características de las ciudades portuarias. Quisimos entonces conversar acerca de este tema con el Sr. Vojko Obersnel, Alcalde de la ciudad de Rijeka.

El Ayuntamiento de Rijeka es miembro de la AIVP desde 2003.

Es miembro del Consejo de Administración de la AIVP, y firmante de la Agenda AIVP 2030.

La Autoridad Portuaria de Rijeka también es miembro de la AIVP.

 

AIVP – Su programa Rijeka Capital Europea de la Cultura 2020 fue inscrito bajo el nombre «Puerto de la Diversidad«. Uno de los mayores eventos de este programa al momento del lanzamiento en febrero fue la «Ópera Industrial». Fue realizada en el sitio de la terminal de pasajeros, y el puerto fue un patrocinador oficial. Estos son fuertes símbolos de la importancia que le da a la identidad portuaria de su ciudad.
¿Cuáles son, en pocas palabras, los principales elementos de esta identidad, de esta diversidad?

Sr. Vojko Obersnel, Alcalde de la ciudad de Rijeka – El puerto y la diversidad son determinantes importantes de Rijeka en todo sentido. Estos dos conceptos nos describen como una ciudad, es decir, en cuanto al entorno urbano, y además como sociedad. Si bien en sí el puerto es un símbolo de cambio y migración, es el núcleo de la ciudad, el corazón de Rijeka. El puerto es el punto a partir del cual se produjo el crecimiento de Rijeka. Debido al trabajo que ofrece el puerto, su población ha inmigrado, literalmente, desde todas partes, lo que también es un hecho importante desde la perspectiva de la actual Rijeka. Por otro lado, tenemos la estructura viva de la ciudad, los vitopolitanos, quienes han estado expuestos a un cambio constante a lo largo de su historia. Tan solo durante el siglo XX, Rijeka estuvo bajo la jurisdicción de seis estados, sin contar los regímenes jurídicos y estatales provisionales ni las administraciones militares. A este respecto, son pocas las ciudades del mundo que pueden compararse con Rijeka, en la que se puede apreciar una increíble dinámica de idiomas y banderas oficiales.

Sin embargo, y probablemente en gran parte debido a esto, la conciencia de que la ciudad está constituida fundamentalmente por personas que decidieron que Rijeka sería su hogar, nos ha llevado a la importante característica de una mentalidad específica en la que sus habitantes respetan la diversidad, a la que perciben realmente como su patrimonio. Gracias a tal actitud en la que todos tienen derecho a su libertad mientras esa libertad no interfiera con la de alguien más, Rijeka es hoy en día una ciudad pluricultural y pluriétnica en la que se apoya, sin rechazar ni marginar, toda diversidad. El mejor argumento en este sentido son las distintas líneas artísticas originadas e iniciadas en Rijeka. El puerto mismo, una suerte de emblema de las despedidas, se transformó específicamente en un punto de llegada y reunión durante la inauguración del festival Rijeka Capital Europea de la Cultura 2020. El sector del puerto, es decir, toda la zona en la que el mar se conecta con el continente, tiene un importante papel en el programa del festival Rijeka Capital Europea de la Cultura 2020.

Los programas artísticos se emplazaron en esta zona de transición, en la frontera marítima actualmente repleta de infraestructura industrial y portuaria, un lugar donde la ciudad se encuentra con la naturaleza. Es el lugar perfecto para el nuevo comienzo de Rijeka. El sintagma «Puerto de la diversidad» no es unívoco, en todo caso. Muy por el contrario, está lleno de connotaciones. El programa cultural y artístico completo Rijeka Capital Europea de la Cultura 2020 está definido por tres temas, el agua, el trabajo y las migraciones. Estos temas, que definen la identidad de Rijeka, también están presentes en el contexto más amplio de Europa. Estos tres temas se entrelazan y crean un puerto de la diversidad.

Por último, el «Puerto de la diversidad» se basa definitiva y naturalmente en el lema de la Unión Europea, «Unidos en la diversidad».

AIVP – «Sweet and salt»: «Allí donde el agua dulce del río se encuentra con el mar y su agua salada» es uno de los temas centrales del programa. Tras este poético título, este programa también busca iniciar la transformación de una zona entre el Puerto y la Ciudad, en la que hay un gran número de infraestructuras industriales y portuarias abandonadas, especialmente «Exportdrvo», un antiguo depósito. ¿En qué medida la identidad portuaria del pasado es una ventaja, según usted, para crear estos nuevos lugares y atraer a los ciudadanos? ¿Y cómo le sacarán provecho?

Sr. Vojko Obersnel, Alcalde de la ciudad de Rijeka – Este verano, el gran salón del depósito Exportdrvo, en un sector del delta de Rijeka donde el río Rjecina fluye al mar, fue el centro principal de la cultura y el entretenimiento, y un ejemplo de cómo puede reanimarse un puerto industrial para convertirse en un lugar de encuentro. El salón del Exportdrvo se comprobó como un excelente espacio para las exhibiciones, y en un momento fue la sede de cinco exposiciones.

Ahora, y hasta principios de diciembre próximo, puede verse la gran muestra «Fiume fantastica: The City Phenomena«. La muestra está montada en 10 pabellones y presenta los últimos ciento cincuenta años de la historia urbana de Rijeka, durante los cuales la ciudad ha experimentado un crecimiento radical y se ha convertido en un centro para el transporte mundial y centro industrial. Es también la muestra central de la línea «Sweet and Salt» del programa que forma parte del proyecto Rijeka Capital Europea de la Cultura 2020.

El lugar frente al salón se transformó en un espacio abierto para conciertos que funcionó bien en cuanto al respeto a las reglas de distanciamiento social durante la pandemia de COVID-19.

Además, la línea «Sweet and Salt» y sus programas reanimaron el malecón de Molo Longo de casi 2 km de largo. En la antigua planta papelera Hartera se organizó un poco habitual centro social emergente, y pienso que, pese a la pandemia, se podrá llevar a cabo el proyecto de la tirolesa más larga de toda Europa, con su punto de llegada en la zona del delta, para mencionar solo una parte de las actividades previstas.

La reactivación del legado portuario e industrial de Rijeka fue uno de los objetivos básicos de la Estrategia de desarrollo de Rijeka para 2013-2014, la primera realizada en Croacia. Durante el último siglo, Rijeka ha sido una ciudad industrial desarrollada, y el actual legado industrial se ha mantenido luego del colapso de dicha industria. Corrimos la misma suerte que muchas otras ciudades de Europa. Los nuevos objetivos estratégicos definieron luego el desarrollo de Rijeka como ciudad, donde se lleva a cabo una economía competitiva basada en los cimientos de una sociedad del conocimiento y nuevas tecnologías. La Estrategia de desarrollo cultural, al igual que la Estrategia de desarrollo de turismo cultural, fueron la continuación natural de dichos objetivos estratégicos. En este sentido, la obtención del título de Capital Europea de la Cultura realmente nos ofreció una excelente oportunidad para una acción sinérgica en la materialización de estos objetivos. Por medio de la línea «Sweet and Salt”, toda la zona del Delta se ha convertido en un lugar de reunión de expertos, estudiantes, artistas y ciudadanos de toda Europa.

Todo comenzó en DeltaLab, un centro interdisciplinario de investigación y producción de la universidad de Rijeka, cuando 17 equipos de arquitectura y diseño proyectaron 16 intervenciones espaciales que incorporaban el espacio «Sweet and Salt» en el entramado urbano, o crearon nuevos epicentros de reunión.

AIVP – ¿Algunas de las reformas lanzadas durante «Sweet and Salt» y su continuación también permitirán aumentar la visibilidad del Puerto de Rijeka y sus actividades?

Sr. Vojko Obersnel, Alcalde de la ciudad de Rijeka – No de manera directa, pero se ha realizado un gran esfuerzo para atraer a la gente hacia la zona portuaria. Con casi ocho kilómetros de borde costero frente a la ciudad, donde se emplazan las industrias y el puerto, los vitopolitanos han sido incapaces de comunicarse por largo tiempo. Por aquel entonces, la zona costera estaba sencillamente sometida a la industria y al puerto y desconectada de los ciudadanos. El entorno social y económico está cambiando. Los ciudadanos se acercaron a los diversos programas culturales que se llevaron a cabo en estas zonas y vieron, por primera vez, el enorme potencial de los depósitos, antiguos muelles, playas naturales y muchos otros lugares que estaban en el abandono.

 

Molo longo, un nuevo paseo muy popular, acogió un programa para niños este verano 2020

Desde la perspectiva del puerto, se aprecia en la ciudad un potencial distinto. Y no solo en el sentido de percibir el potencial de llevar a cabo actividades con importancia para la calidad de vida de los ciudadanos, sino también en el sentido de comprender por qué el tener un puerto es tan importante para Rijeka. Es por ello que, indirectamente, se valora más el puerto y sus actividades pendientes. Esto nos pone en una suerte de situación en la que todos ganan en las negociaciones con otros interesados con respecto a cómo reconsiderar el borde costero en su totalidad.

AIVP – El actual contexto de la pandemia de la Covid 19 hace que sea aún más difícil proyectarse más allá del año 2020. Pero es posible que otras acciones apoyadas en la identidad portuaria de Rijeka hayan sido proyectadas anteriormente, eventualmente en colaboración con el Puerto. Pienso por ejemplo en iniciativas como la creación de un Port Center como los que existen ahora en varias ciudades portuarias miembros de la AIVP. ¿Puede contarnos más acerca de las acciones que han programado, y la forma según la cual serán, tal vez, adaptadas?

Sr. Vojko Obersnel, Alcalde de la ciudad de Rijeka – Es real que la pandemia de COVID-19 ha influido mucho en la dinámica de la realización de diversos planes tanto de corto como de largo plazo. La apertura al mar de Rijeka es una antigua aspiración, pero el camino a seguir no es fácil. Debido a cambios en la ley, la entrada de Croacia en la Unión Europea junto a la crisis económica mundial y los modelos de realización de la apertura al mar de Rijeka han estado sometidos al constante cambio. En lo que respecta a la apertura al mar de la ciudad, debería destacarse el proyecto Rijeka Gateway. Un proyecto generacional, como este, debería modificar en gran medida el borde costero de Rijeka en el largo plazo. En términos más concretos, el proyecto implica, entre otras cosas, la construcción de un nuevo puerto deportivo en el centro de Rijeka, en el sector en desuso del puerto. El proyecto incluye también construcciones en la zona del delta, la zona en torno al mencionado Exportdrvo, que se convertirá en un centro urbano secundario. En resumen, la idea de este proyecto de inversión en la modernización de las cuencas del puerto de Rijeka, que desborda completamente la capacidad económica de la ciudad misma, es contribuir a la competitividad del puerto y de la ruta marítima, cambiar la estructura de la economía y hacer de Rijeka un destino turístico aún más atractivo.

PARTAGER

Deja un comentario