El paso del huracán Sandy en octubre 2012 recordó la vulnerabilidad de las ciudades portuarias frente al riesgo de la crecida de las aguas. El arquitecto paisajista Kim Mathews, cuyo estudio participa en múltiples proyectos para el frente costero de Nueva York, propone hacer uso de las vías de acceso terrestres más elevadas y de las rutas para el transporte intermodal indispensables para los puertos como corredores concebidos para filtrar y controlar las aguas pluviales en un nivel que comienza a ser significativo.

© Mathews Nielsen Landscape Architects

Uno de sus desarrollos en Nueva York (Hunts Point Landing 1, Bronx): una ruta desclasificada se utiliza como acceso a un espacio del frente costero que comprende un nuevo muelle, una rampa de lanzamiento de kayaks, recursos educativos y un tratamiento tanto de las aguas pluviales como de las aguas del río que están afectadas por las mareas.

Video
Más informaciones

La dársena situada en este parque absorbe las aguas de escorrentía y las filtra naturalmente antes de verterlas en East River.

© Mathews Nielsen Landscape Architects