Puerto de Ruán: revitalización e integración urbanas

rouen Marégraphes area, partial view © GPMR – HaropaRuán, capital histórica de Normandía ubicada a medio camino entre Le Havre y París, es también un gran puerto marítimo accesible a los barcos marítimos por el río Sena. Durante mucho tiempo, el corazón de la ciudad latió al ritmo del puerto antes de que la destrucción a gran escala que provocó la Segunda Guerra Mundial, y la posterior evolución de los barcos y llegada de los contenedores ocasionaran un desplazamiento de dichas actividades portuarias hacia aguas abajo y el Oeste de la ciudad.

A comienzos de los años 90, la Ciudad inició una amplia reflexión sobre el futuro de estos terrenos abandonados en el centro de la ciudad: el sector llamado Espaces des marégraphes (Sector de los mareógrafos), en la ribera derecha del río, y los baldíos industriales-portuarios situados de frente, en la orilla izquierda. La Carta de Objetivos que han firmado la Ciudad y el Puerto en noviembre de 2000 ha marcado el lanzamiento, en la ribera derecha del Sena, de una política de revitalización del sector de los mareógrafos que ya ha sido casi completamente implementada. Y la transformación de la ribera izquierda también ha comenzado. Pero además de la renovación de los muelles, se trata de un proyecto de gran envergadura que incluye al futuro Eco-Barrio Flaubert.

Para comprender mejor la situación y evaluar los temas en juego en término de integración de este futuro eco-barrio en contacto con actividades industriales-portuarias existentes al Oeste, nos entrevistamos con Régis Soenen, Director de Ordenación Territorial y Medio ambiente, y Pauline Barillon, Responsable de Estudios de Ordenación en el Grand Port Maritime de Rouen (GPMR), miembro del GIE HAROPA.

Descargar: Ruán – Caso de Estudio

AIVP – Quizá sea un poco pronto para realizar el balance de las obras emprendidas en el Sector de los Mareógrafos, ¿pero, qué opina usted en cuanto al cumplimiento de los objetivos iniciales que se plantearon?

GPMR – Podría decirse que, de modo general, los objetivos de la Carta firmada por el Puerto y la Ciudad han sido respetados. Esto se debe principalmente a la continuidad existente del diálogo entre los actores portuarios y urbanos. La voluntad inicial decía relación con la integración urbana y la valorización del Sector de los Mareógrafos y de sus hangares portuarios, de alto valor patrimonial. El pliego de condiciones arquitectónicas validado el año 2002 por las autoridades urbanísticas y arquitectónicas del Estado francés ha permitido asegurar la calidad del proyecto y además darle coherencia de conjunto a la recalificación de este patrimonio. La rehabilitación de los hangares se realizó bajo la dirección del Puerto, y los espacios públicos del entorno de los edificios y muelles fueron acondicionados por la Ciudad, la CREA (comunidad de aglomeración) y el Puerto. Espace des marégraphes, hangar B

La primera fase, que abarcaba a cinco de los ocho hangares considerados, se inició el año 2003. En la actualidad, en las 5 hectáreas y los 1.300 metros de muelles entre los puentes Guillaume le Conquérant al Este y Flaubert al Oeste, existe una nutrida presencia de establecimientos comerciales (cafés, restaurantes, bodega, agencia de viaje, etc.), y de actividades terciarias (Agencia del agua Seine-Normandie, emisora de radio France-Bleu), deportivas (snooker, fitness, boliche, squash, …) y culturales (H2O, Maison des Eco-sciences, espacio dedicado al medioambiente y las ciencias). Las obras deberían llegar a su fin de aquí a tres años, con el hangar 11 que recién ha sido integrado al proyecto, y que será ocupado por France 3 Télévision.

Interfaz ciudad-puerto, mapa

AIVP – Además de los eventos excepcionales, tales como la recepción de la Armada y sus millones de visitantes desde 1989, ¿plantean problemas de congestión las visitas al sitio? ¿Cómo se administra el acceso al Sena en lo que respecta al barrio existente situado detrás de los muelles?

GPMR – Se programó la separación de los flujos peatonales, camiones, automóviles y buses para evitar los conflictos de usos. Por el contrario, es verdad que se podría imaginar una abertura hacia el Sena y sus muelles para los Docks 76, centro comercial habilitado en el antiguo edificio de la Compañía Docks et Entrepôts de Rouen, que desean acceder a los muelles frecuentados por el público. Sucede algo similar con el eco-barrio Luciline, actualmente en proceso de construcción justo al lado de los Docks 76. Rouen Luciline combinará oficinas (40.000 m²) y viviendas (1.000 unidades) en una superficie de 8 hectáreas. Precisamente, el componente residencial está habilitado al Sur, del lado del Sena y, en efecto, la denominación “Luciline – Rives de Seine” manifiesta la voluntad de acceder a la ribera derecha. Los dos primeros edificios serán entregados en julio de 2014. El barrio gozará de energía geotérmica por aguas de napas.

AIVP – Siempre en la ribera derecha, pero aguas abajo del puente Flaubert, el puerto activo coexiste con infraestructuras portuarias reconvertidas (o que pronto lo serán), como el Chai à vin que recién se llamó a licitación. ¿Esta coexistencia causa problemas de integración? ¿De qué modo influyó dicha coexistencia en el diseño del proyecto? Respecto de la terminal de cruceros por ejemplo, ¿sigue vigente su traslado o la creación de una segunda terminal en la ribera izquierda, tal como se había previsto en algún momento?

GPMR – Efectivamente, este sector combina elementos diversos: un museo marítimo, el hangar 23 (reconvertido en la «Sala de las músicas, bailes y culturas del mundo»), actividades de reparación naval con su dique flotante, el Chai à vin, un puerto deportivo, una terminal de cruceros y, en la entrada a la zona portuaria, una terminal de áridos. Hangar 23 ;   Dique flotante

En cuanto a los cruceros, y aunque esta actividad esté en plena expansión, la cuestión no figura en el orden del día. La actual terminal tiene dimensión suficiente. La proximidad con las instalaciones de la ribera derecha sigue siendo una ventaja, aunque, tiene usted razón, aún puede mejorarse la continuidad con el Sector de los mareógrafos. Por otro lado, si bien es cierto que deberán conjugarse diferentes tipos de usos en este territorio, la presión urbana no es demasiado fuerte. De todos modos, las molestias potenciales – y especialmente las que podrían ser ocasionadas por las actividades de reparación naval – han influido sobre la decisión de habilitar solamente un puerto deportivo, en vez de darle mayor importancia a la opción de una marina con viviendas a orillas del agua.

En lo que dice relación al «Chai à vin», el tipo de uso al que será destinado no está definido en la bases de licitación: podría ser para usos urbanos o para usos relacionados con la actividad portuaria o logística. Pero al momento de adjudicar el contrato, la calidad de su integración paisajística será uno de los principales criterios. En los años 50, el edificio, utilizado para la importación de vino desde Argelia era el más grande de Europa. Es complejo desde el punto de vista técnico pero constituye asimismo un importante lugar de memoria que habrá que preservar. Chai à vin

En cuanto a la terminal de áridos ubicada en la entrada de la zona portuaria, no constituye un verdadero problema, debido a su lejanía de los espacios urbanos (museo marítimo). Queda pendiente decidir si el espacio entre ambos edificios puede utilizarse para organizar eventos tales como la feria Saint-Romain.

AIVP – Hablemos de la ribera izquierda, comenzando por el destino de los muelles y hangares existentes frente a los hangares de los Mareógrafos. El hangar 105 fue demolido para dar inicio a la construcción del paseo, y el hangar 106 ha sido transformado en «Escenario de músicas contemporáneas». ¿Qué hay de los otros hangares existentes?

GPMR – La transformación del Hangar 106 se realizó bajo la dirección de la comunidad de aglomeración (CREA). Su inauguración el año 2010 marcó simbólicamente el lanzamiento de la transformación de los muelles de la ribera izquierda. La CREA se instalará en el hangar 108. Ubicado entre esos dos hangares, el futuro del hangar 107 no ha sido definido. Siempre respecto de la CREA, ya está confirmada la realización de los “Panoramas de la Crea”. Esta rotonda permitirá realizar proyecciones panorámicas XXL de 360° y se implementará en la ribera derecha, entre los hangares B y C. Hangar 106

La empresa Agence In-Situ estará a cargo del desarrollo paisajístico de los muelles bajos de la ribera izquierda. Una primera fase estará terminada a comienzos de este verano. Es posible que este desarrollo se extienda también más allá del Puente Flaubert, hacia Presqu’ile Rollet (la península Rollet), un recinto portuario antaño dedicado al carbón, que actualmente ostenta una colina y un pequeño bosque que favorecen la biodiversidad. Cuando el proyecto llegue a su fin el año 2016, existirán aproximadamente 14 ha de espacios públicos y un nuevo paseo de más de 1,8 km. Desarrollo paisajístico de los muelles

AIVP – La renovación de la península Rollet, antaño denominada “el pueblo negro”, tiene un valor simbólico: representa la transformación de un territorio portuario que ya no cumple su función, pero que promete ofrecer un paisaje revalorizado que además sirve de zona de transición hacia las actividades industriales-portuarias de las zonas vecinas. De cierto modo, también representa el espíritu propio del futuro eco-barrio Flaubert. ¿Precisamente de qué modo será abordada esta cuestión de la transición y la integración entre actividades industriales-portuarias y las zonas de vivienda de las dos ciudades en que se desarrollará el futuro eco-barrio, Ruán y Petit-Quevilly? Peninsula Rollet

GPMR – Las 90 ha de este eco-barrio están ocupadas en la actualidad por numerosos zonas abandonadas y una empresa ferroviaria. Se proyecta que esta área acogerá a 10.000 personas (residentes + trabajadores), y el tema de la integración entre funciones urbanas y portuarias sin duda jugará un rol esencial. El lanzamiento efectivo de la operación está supeditada por la realización de una ruta de conexión, con un costo estimado en €200 millones, que permitirá garantizar la continuidad de la autopista hacia el Sur desde el puente Flaubert. La inauguración está programada para 2020-2021. La mayor parte de este futuro barrio mixto se ubica hacia el Este de la futura vía de enlace del Puente Flaubert. Esta nueva vía de enlace representará ya una primera transición entre el centro del barrio nuevo y las actividades portuarias existentes al Oeste. Por otro lado, las directrices de diseño de este barrio privilegiarán las actividades económicas de la ribera Oeste, asegurando de ese modo una transición hacia el resto del sector. También ha sido considerada la separación de los flujos relacionados con las actividades portuarias. Mapa del Eco-barrio ; Leyendas

AIVP – El grupo Sénalia y el Puerto recién seleccionaron el proyecto «Silographes» del gabinete R-architecture. Muy presentes en el paisaje de Ruán, de aquí al 2016, los 62 silos de grano del grupo Sénalia se destacarán, tanto de día como de noche, mediante una multitud de espejos y una ambientación luminosa. Ahora estamos hablando de otro aspecto de la integración: el de la integración visual y paisajística de infraestructuras portuarias que siguen estando activas. Este enfoque es poco frecuente. ¿Cuál fue la motivación del grupo Sénalia? ¿Qué hay de la terminal azucarera ubicada a corta distancia? Y, más allá del tema de la integración visual, ¿qué me puede decir sobre los riesgos relacionados con esas actividades? Silos Sénalia

GPMR – Los grandes silos del grupo Sénalia constituyen una figura destacada en la entrada de la ciudad portuaria. La actividad de los silos está en aumento, y su permanencia en esta ubicación estratégica es muy importante para el grupo Sénalia, que ha preferido anticiparse a eventuales presiones de la comunidad exigiendo que se trasladen. El puerto de Ruán desempeñó el papel de impulsador, y también formaba parte del jurado junto con Sénalia y las autoridades urbanas involucradas. En cuanto a la terminal azucarera, ésta data de fecha reciente (1996) y su concepción arquitectónica ya incluía la idea de integración.

En cuanto a los riesgos, el estudio de impacto realizado para el eco-barrio Flaubert confirmó que las zonas urbanas proyectadas quedaban fuera de los perímetros de seguridad de ambas instalaciones. Por otro lado, el mismo estudio confirma que la renovación de los muelles de la ribera izquierda contribuirá a la valorización paisajística de las riberas del Sena. Está prevista la creación de un “trayecto azul”, una sucesión de dársenas dispuestas de forma perpendicular al Sena, que cumpla también la doble función de valorización paisajística y gestión del riesgo, aquí, el riesgo de inundación.

AIVP : Para terminar, digamos que es esta voluntad de revitalización y de integración la que inspira los trabajos de renovación de las dos riberas del Sena. Esta voluntad de integración orienta también la estrategia de rehabilitación y desarrollo del Puerto de Ruán y de todas sus diferentes instalaciones ubicadas entre Ruán y Honfleur en el estuario del Sena. Lo demuestra, tal como han destacado Regis Soenen y Pauline Barillon, la decena de Cartas ciudad-puerto que firmó el puerto de Ruán para siempre tener en cuenta las especificidades y necesidades del territorio (espacio rural, ciudad, parque natural) en que opera.

Aivp, junio de 2014

Descargar: Ruán – Caso de Estudio

El Grand Port Maritime de Rouen es miembro de la AIVP – www.rouen-haropaports.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *