Barcelona: el Ayuntamiento y el puerto llegan a un acuerdo para reorganizar la actividad crucerística y evaluar sus externalidades para la ciudad.

El acuerdo pretende lograr un desarrollo más armónico de los cruceros, una actividad necesaria para ambas partes pero que no siempre está bien aceptada por los ciudadanos-. El número de terminales se reducirá de 8 a 7 y, sobre todo, las terminales más próximas a la ciudad serán reubicadas. Se agruparán todas las escalas en el muelle Adossat, y se iniciará un estudio sobre el tema de las emisiones de los barcos atracados.

Full article: El Vigia / Puerto de Barcelona (pdf) / Diario del Puerto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *