La economía circular tiene cierto potencial en los puertos, pero también tiene impacto negativo para algunos tráficos.

Uno de cada tres puertos realiza al menos una actividad de economía circular, especialmente en el ámbito de la energía, y esto es tanto más cierto cuanto que los puertos se encuentran en el centro de grandes regiones metropolitanas. En cambio, por ejemplo, para la industria del transporte del mineral de hierro, la circularidad de la producción del acero provoca una fuerte desaceleración de los intercambios, debilitando el equilibrio económico de algunas terminales.

Full article: Port Strategy / Flows

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *