Con su Master Plan para el transporte fluvial, Alemania quiere elevar hasta el 15% el porcentaje de este modo de transporte de aquí a 2030.

La mejora de las infraestructuras, que permiten en particular reducir los cada vez más frecuentes períodos de niveles bajos, y la adecuación de la flota a las normas medioambientales son dos de los ejes principales de este Plan. Asimismo, determinados procedimientos públicos se verán simplificados para acelerar la aplicación de las decisiones. Un total de 80 medidas han sido anunciadas.

Full article : NPI / BMVI / Report

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *