Muchos caminos para un mismo objetivo: reducir las emisiones contaminantes

 Transición energética y economía circular 

Hasta que el uso del hidrógeno sea universalmente adoptado, existen muchas formas de reducir las emisiones. En este sentido, los puertos de HAROPA (Le Havre, Rouen y París), en Francia, hacen de la transición energética uno de los principales ejes de su fusión. Además de la alimentación eléctrica desde tierra para buques, HAROPA busca convertir a GNL diferentes buques, además de desarrollar el uso de vehículos eléctricos. El puerto de Bremen (Alemania) construirá 8 estaciones de energía verde hasta 2023 para suministrar electricidad verde a naves y vehículos. En el puerto de Riga (Letonia), las nuevas tecnologías digitales darán resultados positivos en el medioambiente y reducirán la congestión del tráfico en la ciudad, además de mejorar la circulación de las mercancías. Los esfuerzos encaminados a reducir el impacto ambiental ya han tenido su recompensa en Montreal (Canadá), donde el puerto ha reducido en un 45.3 % las emisiones de gases con efecto invernadero desde 2007. Esta cifra resulta de una combinación de medidas, incluyendo la alimentación eléctrica desde tierra, soluciones de abastecimiento de GNL, y la gestión del tráfico de camiones. Otro caso innovador es el de Amberes y el proyecto Fastwater, que investigará la aplicación comercial del metanol como combustible alternativo.

NPI Magazine, Portal Portuario, Port of Riga, Port of Montreal, Port of Antwerp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *