Industria eólica offshore: ¡las ciudades portuarias no se quedan de brazos cruzados!

 Transición energética y economía circular 

Según la Agencia Internacional de la Energía, las inversiones en el sector deberían alcanzar los 900.000 millones de euros de aquí a 2040, con una capacidad de producción multiplicada por 15. Si bien Europa se mantiene en cabeza, las ciudades portuarias del mundo entero se están movilizando, incluso en los EE.UU. a pesar de la reticencia de la Administración Trump. No pasa ni una semana sin que se anuncie nuevos grandes proyectos y acciones, en diferentes grados según los países, incluso según los puertos, en función de la madurez de la industria. Desarrollo de bases logísticas en Connecticut (EE.UU.) o en Francia, instalaciones de prototipo en España, estrategia de reconversión energética en Japón… son ejemplos recién salidos a la luz.

Le Marin 1 (IEA)  / IEA / Renews (Connecticut) / Le Marin 2 (Caen) / El Mercantil (Santander) / Inhabitat (Fukushima) / PVTech (Fukushima)

¿El puerto del futuro será cada vez más circular?

 Transición energética y economía circular 

Dos informes recientes están estudiando esta hipótesis. En Róterdam, todos los flujos de materias primas y residuos han sido identificados a nivel de las empresas de la zona portuaria. Ahora, el objetivo consiste en orientarse hacia un tratamiento optimizado de los flujos residuales. El desafío es ambiental, económico y social. Un segundo informe sobre puertos urbanos circulares de Europa traza un balance y cartografía de 11 ciudades portuarias, sobre la base de una metodología común. En cada una de las ciudades portuarias, tanto fluviales como marítimas, las mejores prácticas han sido identificadas y el informe propone una síntesis de las estrategias implementadas.

Port of Rotterdam / Circular City Ports (pdf report)

Estrasburgo quiere apoyarse en el transporte fluvial para una logística urbana más sostenible.

Desde mayo de 2018, se ha instalado un terminal en una zona del centro de la ciudad, conocida como el «Quai des Pécheurs»,de apoyo a una obra en construcción. La ciudad hoy quiere ir más lejos y lanza una convocatoria de proyectos para hacer de este terminal una plataforma para una logística urbana baja en carbono. El terminal deberá funcionar a diario en perfecta sintonía con los demás usos urbanos y turísticos del río. Este proyecto se inscribe en el Plan Clima de Estrasburgo. Sigue leyendo