Ciudades puerto sostenibles: todos los enfoques son bienvenidos, ya sean innovadores o tradicionales

 Transición energética y economía circular 

En el mundo entero las ciudades portuarias están desarrollando diferentes proyectos para reducir las externalidades negativas de las actividades portuarias. En España, el gobierno ha autorizado la construcción de una subestación eléctrica en el puerto de Valencia que tendrá una capacidad de 30 megavatios, suponiendo un primer paso en el objetivo de llegar a 2030 como puerto sin emisiones. También en España, el puerto de Barcelona ha puesto en marcha un servicio de consultoría de sostenibilidad gratuito para sus clientes finales, con el objetivo de ayudarles a conocer las emisiones de las cadenas logísticas y facilitar la toma de decisiones para un transporte más ecológico. Otro prometedor campo de estudio es el carbono azul, o proceso mediante el cual las plantas marinas capturan el carbono y lo convierten en sedimentos. El puerto de Seattle (EE.UU.) colabora con departamentos del Estado de Washington para analizar las ventajas del procedimiento. Por último, otro modo de reducir las emisiones contaminantes es producir ninguna emisión, favoreciendo un transporte neutro en carbono tal como el proyecto TOWT – Transport à la Voile desarrollado en el puerto de Le Havre.

Europa Press – Barcelona, El Periódico de la Energía – Valencia, Green Marine – Seattle, Twitter – Le Havre

Ámsterdam, objetivo economía 100% circular en 2050

 Transición energética y economía circular 

En 2015, el Ayuntamiento de Ámsterdam encargó un estudio para evaluar el impacto de la transición hacia la economía circular. Esta confirmó todo el potencial que tiene en materia de reducción de la contaminación, creación de empleo y desarrollo económico. Los debates con la población y la comunidad empresarial han conducido a la elaboración de un Plan Estratégico 2020-2025. La Autoridad Portuaria tendrá que desempeñar un papel fundamental en esta estrategia, tal como lo hemos destacado en nuestra Newsletter del 16 de abril pasado. El objetivo para el Ayuntamiento es tener una economía totalmente circular para el año 2050. Esta es la cuarta etapa. Están anunciados más de 200 proyectos para el próximo año.

Cities Today ; Amsterdam Circular Economy Policy

Ciudades portuarias lideran la transición energética

 Transición energética y economía circular 

Róterdam y Amberes han presentado proyectos ambiciosos para desarrollar los combustibles sostenibles en los próximos años. En el puerto holandés, Shell anunció sus planes de poner en marcha una planta de hidrógeno en Maasvlakte 2 a partir de 2023. El CEO del puerto de Róterdam comentó que tenía previsto construir una red pública de hidrógeno que tendrá un papel relevante para conectar productores y usuarios. El plan incluye otros proyectos más pequeños y una nueva tubería de hidrógeno. Al otro lado de la frontera, el Puerto de Amberes anunció la creación de un consorcio de 7 actores públicos y privados destinado a la producción de metanol sostenible. La construcción de la planta de demostración está prevista para 2022, y debería evitar la emisión de más de 8000 toneladas de CO2 al año, acelerando la transición hacia un puerto circular con bajas emisiones de carbono.

Port of Rotterdam, Port of Antwerp

Nuevo proyecto europeo para mejorar el rendimiento medioambiental de los puertos del mar Adriático

 Transición energética y economía circular 

El proyecto Susport dirigido por la Autoridad Portuaria de Trieste (Italia) (PDF) financiará acciones piloto en varios puertos de Italia y Croacia, incluyendo otros miembros de nuestra organización tales como Venecia, Dubrovnik y Rijeka. Las acciones se centrarán en la reducción del ruido, la cualidad del aire, y las emisiones de CO2. El presupuesto global del proyecto asciende a €7 millones y tendrá una duración de 34 meses. En el caso de Trieste y Venecia, las inversiones se destinarán a la sustitución del sistema de iluminación del puerto a LED y la adquisición de vehículos eléctricos, reduciendo el consumo energético y propiciando una mejor interacción Ciudad Puerto. Cabe señalar que este es el 7° proyecto medioambiental que el puerto de Trieste ha puesto en marcha.

Port of Trieste, Port of Venice

En su plan de recuperación postcoronavirus la ciudad portuaria aplica la teoría económica del donut

 Transición energética y economía circular 

La autora, Kate Raworth, introdujo por primera vez la noción de «economía del donut» en 2012, y en 2017 publicó su libro. El modelo refuta los modelos económicos tradicionales basados en el PIB que no consideran los límites planetarios ni otros valores (trabajo no remunerado, similitudes, entre otros). La ciudad de Ámsterdam anunció esta semana que su plan económico poscoronavirus se basó en el modelo donut tras su adaptación al contexto de la ciudad. Tal como lo explicara a la prensa la teniente de alcalde Van Doorninck, se espera que el puerto tenga una importante función que desempeñar:

Como parte de la nueva visión de la ciudad, el puerto está analizando cómo dejar atrás su dependencia de los combustibles fósiles, y se espera una evolución natural del debate hacia uno más amplio que aborde también otros acuciantes dilemas que han sido puestos de relieve gracias al modelo donut.

En este sentido, y reflejando su compromiso con la economía circular, el puerto de Ámsterdam anunció esta semana su segundo centro de innovación, Prodock 2.0, que se materializará en 2021.

Kate Raworth – Doughnut Economy, City Of Amsterdam, The Guardian, Port of Amsterdam

El Puerto de Trieste (Italia) dirige un nuevo proyecto europeo destinado a mejorar la sostenibilidad ambiental y la eficiencia energética del puerto. El proyecto incluye actividades piloto tales como la instalación de estaciones de carga para vehículos eléctricos, la sustitución del sistema de iluminación para el ahorro energético o el desarrollo de nuevas tecnologías de seguimiento ambiental.

Port of Trieste (PDF)

Generando energía limpia a partir de las olas en Valparaíso (Chile)

 Transición energética y economía circular 

Desde principios de marzo 2020, el nuevo prototipo BAM II está siendo probado en el Muelle Barón de la ciudad portuaria chilena. El nuevo equipo, desarrollado por Maestranza Diesel y Asmar con el apoyo de la autoridad portuaria, podría generar hasta 3 kW. Este es el segundo prototipo del mismo consorcio, sustituyendo al primer modelo que fue implementado a fines del 2018. Una de las principales ventajas de este nuevo sistema es que no genera ningún impacto negativo en el medio ambiente ya que no usa combustible, ni produce emisiones de ningún tipo. A una escala mayor podría ser una solución apropiada de energía limpia para empresas o comunidades aisladas a lo largo de la costa chilena. Varias empresas están explorando el movimiento de las olas como fuente potencial de energía limpia, tal como el proyecto Eco Wave, convirtiendo a las ciudades portuarias en lugares fundamentales para la transición energética.

Acera, El Mercurio, Revista Electricidad, Maestranza Diesel