¿IA y tecnologías “Smart” para ciudades portuarias más eficientes y más verdes?

 Gobernanza 

Según estudios recientes, se prevé que el mercado del “Smart Port” ascenderá a 14.000 millones de dólares en 2027. La inteligencia artificial, la automatización, la blockchain y la Internet de las cosas son vías para mejorar le eficiencia de las instalaciones portuarias. La AIVP abordó estas cuestiones en una entrevista para el Programa Europeo “Speed”.
El puerto de Rotterdam (Países Bajos) creó una coalición para desarrollar la IA con el Ayuntamiento de Rotterdam, el centro de innovación “InnovationQuarter”, la Netherlands Maritime Technology y la Universidad TU Delft. La blockchain forma parte de tecnologías prioritarias, como lo demuestra la plataforma “Distro”, también en los Países Bajos, que permite la compraventa de electricidad mediante la blockchain. En Busan (Corea del Sur), la Metrópoli firmó un MoU con la Autoridad Portuaria, universidades y un centro tecnológico, con el fin de desarrollar las tecnologías “Smart” en el marco de la “Digital New Deal”, la estrategia del gobierno surcoreano. El desarrollo de estas tecnologías debe incluir eventos competitivos tales como los Hackathones. Organizado por Ports de Lille (Francia), el 14 de octubre tuvo lugar el Hackathon “Revolución Digital y Ambiental”, en asociación con el programa “Speed”.

PR Newswire ; Smart port ecosystem (1) ; Hellenic shipping news ; Puerto de Rotterdam (web) ; Puerto de Busan (comunicado) ; Smart port ecosystem (2)

El hidrógeno verde, ¿posible fuente de energía del futuro para las ciudades portuarias?

 Transición energética y economía circular 

El futuro podría estar en el hidrógeno “verde”, producido a partir de electricidad de origen no fósil. Ello requiere un engranaje perfecto entre las energías renovables y las plantas de producción de hidrógeno, para el que los ecosistemas Ciudad Puerto constituyen lugares idóneos.
Por ejemplo, el Puerto de Burdeos (Francia) firmó un convenio para desarrollar una cadena de producción de hidrógeno verde. Lo mismo sucede en Bilbao (España), donde la Autoridad Portuaria dio luz verde para construir una de las mayores plantas mundiales de producción de hidrógeno verde .
A menudo, estas cadenas se estructuran en forma de hubs, tal como en Port Kembla (New South Wales Port Authority, Australia), lo que permite dinamizar el tejido económica local.
El hidrógeno producido masivamente permitirá alimentar los buques, lo que hará que el transporte marítimo sea más ecológico. Con este fin, empresas tales como Engie y Arianegroup unieron sus fuerzas para llevar a cabo investigaciones sobre la propulsión por hidrógeno. La italiana Fincantieri incluso está probando prototipos de motores de hidrógeno.
Este combustible del futuro se convierte en un verdadero mercado, tal como se comprueba con el acuerdo mediante el cual Portugal se compromete a suministrar hidrógeno verde al Puerto de Rotterdam, que precisa de este recurso para sus futuras actividades.