Puerto de Quebec: el futuro también se construye con los ciudadanos

Publicado por  16 abril, 2018 4:58 pm Deja tus comentarios

El Puerto de Quebec recibiré el próximo mes de junio la XVI Conferencia mundial de la AIVP. La AIVP celebrará sus treinta años y la «Next Generation» será uno de los temas centrales. ¿Cómo se construye el futuro del Puerto de Quebec? ¿Cuáles son los cuatro principales proyectos que se consideran actualmente importantes para su futuro y el de los habitantes de la ciudad?

En la 12ª Conferencia mundial de la AIVP en 2012, Mario Girard, Presidente Director General del Puerto de Quebec y Vicepresidente de la AIVP destacó toda la importancia que daba a la necesidad de desarrollar los proyectos portuarios de manera transparente con los ciudadanos y la comunidad. Esta importancia que se le da al diálogo puerto-ciudad-ciudadanos se tradujo también en 2016 por la firma de la Carta de las misiones de un Port center y por la adhesión a la red de Port Center de la AIVP. Estos cuatro proyectos que se presentan aquí son una perfecta ilustración de esta voluntad de construir juntos el futuro de la ciudad portuaria de Quebec. No cabe duda de que nuestra 16ª Conferencia será también la ocasión de descubrir en terreno esta estrategia en acciones para una ciudad portuaria Next Generation.

El Puerto de Quebec es un miembro de la AIVP desde 2011

Beauport 2020, un proyecto revisado para reforzar la posición del Puerto de Quebec como puerta de acceso continental insoslayable

El Puerto de Quebec, con sus 15 m de profundidad de agua natural con marea baja, su ubicación a la entrada del corredor del San Lorenzo / región de los Grandes lagos y sus capacidades multimodales, es una puerta de acceso estratégica entre el mundo y el corazón industrial y agrícola del continente norteamericano. Llega a un mercado de cien millones de consumidores del Medio Oeste de los Estados Unidos. El puerto ha conocido un crecimiento continuo estos últimos diez años y opera actualmente casi con el 100 % de sus capacidades. Dado que el tamaño de los buques aumenta desde las obras espectaculares del canal de Panamá y en un contexto de mayor competencia con los puertos de la costa Este de los Estados Unidos, las autoridades portuarias pretenden dotarse de capacidades que permitan mantener las actividades actuales y aprovechar nuevas oportunidades económicas. El gobierno de Quebec volvió a manifestar su voluntad de confirmar el rol de Quebec como eje comercial transatlántico en su Visión 2030. El proyecto Beauport 2020 acaba de cumplir estas expectativas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El proyecto fue presentado a la Agencia canadiense de evaluación medioambiental (ACÉE por sus siglas en francés) en agosto de 2015 y ha sido objeto de diversos estudios y evaluaciones medioambientales. La elección del sitio de Beauport se realizó después de haber procedido a un examen comparativo de diferentes sectores potenciales basándose en 17 criterios técnicos, económicos, medioambientales y sociales. El estudio de impacto medioambiental fue presentado en diciembre de 2016. Simultáneamente se inició un amplio proceso de consultas públicas en enero de 2015, el cual sigue realizándose actualmente. Este proceso y los diferentes intercambios con la ACÉE en el transcurso del año 2017 han permitido a las autoridades portuarias proponer un proyecto revisado en diciembre de 2017. Las reacciones del público fueron solicitadas una vez más para esta nueva propuesta, mediante la organización en particular de una nueva jornada de consultas el 21 de febrero de 2018.

Sin prejuzgar de los eventuales ajustes que puedan derivar de este último proceso, el proyecto revisado propone ahora las siguientes grandes orientaciones:

  • El nuevo equipamiento será dedicado exclusivamente a la actividad de contenedores: la profundidad será llevada a 16m, el actual muelle se alargará de 610 metros. Se acondicionará un muelle trasero de 17 hectáreas. Finalmente no se construirá el rompeolas y la playa colindante a este nuevo terminal no será reformada con parte de los sedimentos dragados. Esto permitirá mantener una huella mínima sobre los hábitats para todas las especies de peces y del herbario acuático presentes en este sector. Esto es una respuesta al mismo tiempo a los temores expresados por el Foro de los usuarios de la Bahía de Beauport, un comité creado por el puerto que agrupa a los usuarios de esta playa: molestias en la fase de construcción, pero también el aspecto visual y las perturbaciones para los deportes náuticos que se practican en este espacio de Beauport cuando el terminal esté activo.
  • Un talud que existe será utilizado como zona tampón entre el terminal y este sector recreacional y turístico de la playa: el talud será extendido y un muro de contenedores será instalado y cubierto de vegetación a fin de crear una pantalla visual y antirruido.
  • Desde el punto de vista medioambiental igualmente, el puerto ha acondicionado un proyecto piloto de nidos de golondrinas Riparia riparia en este lugar. Se ha definido une localización permanente.

Evaluado en 400 millones de dólares canadienses, el nuevo terminal de contenedores permitirá recibir a los más de 8000 TEU y tendrá una capacidad de 500 000 TEU. Según el estudio realizado por KPMG en diciembre de 2017, el terminal de contenedores podría generar anualmente 287,4 millones de dólares canadienses y 2710 empleos directos, indirectos e inducidos para todo Canadá.

La dársena Louise: un barrio portuario para los habitantes y una imagen de marca a nivel internacional

El sector de la dársena Louise es el corazón del Puerto de Quebec. El terminal petrolero y la manipulación del carbón desaparecieron progresivamente en los años 70.

El sector y los terrenos contiguos fueron reacondicionados en 1983 bajo la forma que se les conoce actualmente: el puerto deportivo de Quebec, espacios para pasear, parques, una ciclovía, un amplio estacionamiento, etc. Las actividades portuarias se mantienen presentes, en particular con el transbordo de cereales, una actividad de cemento y material de construcción, así como el recibimiento de pasajeros de cruceros en otoño.

El Puerto de Quebec quiere dar una nueva vida a este sector. La ambición que se pone de manifiesto es mantener las actividades portuarias integrándolas de con armonía a un nuevo espacio de vida de calidad diseñado por los habitantes pero también como un destino internacional.

La calidad de los espacios públicos y las referencias a este sector histórico de la ciudad están aseguradas en particular por el diseño de una zona de paseo y nuevas áreas verdes, una playa urbana, arte urbano, un mercado, y «Patios»: espacios de encuentro abiertos con techos en forma de cascos invertidos que evocan los antiguos astilleros. Un museo lúdico dedicado a los niños confirma esta voluntad de crear un espacio de vida y de convivencia. La oferta habitacional combinará un edificio de viviendas, casas de ciudad y condominios. Oficinas, un hotel, comercios, un espacio para puerto deportivo y un espacio de congreso se inscriben también en esta visión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El proyecto fue presentado a la población a través del sitio web del Puerto. Esto permitirá al Puerto enmendarlo y presentarlo a la población en 2018 a través de una consulta ciudadana.

VIDEO : Bassin Louise

Crucero: acompañar y ampliar un sector dinámico

El nuevo barrio portuario de la dársena Louise podría convertirse también en un nuevo punto de atracción para los pasajeros de cruceros del sector vecino de la Pointe-à-Carcy, en complemento de las actividades recreativas, espacios para pasera, con restaurantes, … que ya se les están ofreciendo en este lugar. El sitio también cuenta, en sus 6 ha, con un museo marítimo y de la Agora, sala de espectáculos al aire libre con capacidad para más de 4000 personas.

Desde el año 2000 la cantidad de pasajeros pasó de 34 000 a 202 000 en 2017, año en que los gastos de los pasajeros de cruceros fueron estimados en 30 millones de dólares canadienses. El crecimiento se mantiene: En 2017 se esperaban 200 000 pasajeros de cruceros, una progresión de +30 % con relación a 2016, año en que Quebec había ganado el premio «Best Destination Experience» otorgado anualmente por la revista Cruise Insight.

El muelle Paquet fue probado como opción complementaria luego de que el puerto hiciera un convenio con la ciudad de Lévis. Recibió a su primer buque, el Saga Sapphire, en octubre de 2017.

El puerto se fijó una capacidad de acogida de 400 000 pasajeros para el año 2025 para acompañar este crecimiento y optimizar los efectos económicos y turísticos para la ciudad. Un proyecto de mejoras de las infraestructuras está siendo estudiado para mejorar la capacidad de acogida de la ciudad de Quebec y poder enfrentar el crecimiento futuro.

VIDEO : Proyecto Crucero

El Paseo portuario de l’Anse au Foulon

Se trata de un proyecto emblemático de la cercanía entre las instalaciones portuarias y el entorno urbano que caracteriza el Puerto de Quebec. Pone de manifiesto también el gran deseo de tener una convivencia armoniosa entre la ciudad y el puerto en beneficio de sus ciudadanos.

© APQ

Acondicionado en 1927, el sector portuario de l’Anse au Foulon estaba dedicado, históricamente, a la construcción naval, al transbordo de madera. También albergaba un terminal petrolero y una estación marítima de pasajeros. El Puerto decidió en 2013 volver a centrar en él las actividades de granel y favorecer la manipulación bajo techo, construyendo en particular un terminal de pellets de madera. La idea es privilegiar una intermodalidad con baja huella carbono.

El sector está muy cerca de zonas residenciales (Cap-Blanc y Mérici). El Puerto de Quebec vio aquí la oportunidad de crear una nueva interfaz verde entre el puerto y la ciudad, en prolongación del paseo Samuel de Champlain, famoso acceso a la ciudad.
También deseó que sea la base de un apoyo para valorizar el puerto existente creando puntos de observación y miradores además de la iluminación de los equipos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Su historia y su patrimonio portuario también se ponen en escena por medio del mobiliario urbano y de la instalación en el hangar N°101 de grandes paneles que muestran la historia del puerto. En las 9,5 hectáreas del sitio entre la Costa Gilmour y la dársena de l’Anse Brown, cerca de 2,2 hectáreas de territorio portuario serán reutilizadas. El proyecto inicial fue presentado a la comunidad en particular a través del sitio web en 2014. Las obras comenzaron en 2016 por un costo total estimado de 12 millones de dólares canadienses.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PARTAGER

Deja un comentario