La organización Ocean Cleanup lanza el «Interceptor», un bote autónomo para combatir la contaminación de plástico en los ríos. Dos prototipos ya están trabajando en Yakarta (Indonesia) y Klang (Malasia)

La barcaza utiliza una barrera flotante que guía la basura a una cinta transportadora que la extrae del agua. Los escombros se distribuyen en seis contenedores internos con capacidad de 50 m3. Cuando la barcaza está llena, los operadores locales reciben una señal para recogerla y llevar los desechos a una instalación de gestión de basura. Las barcazas incluyen varios paneles solares, lo que hace que el sistema también sea neutral en energía. Este tipo de soluciones puede mejorar considerablemente la calidad del agua en muchas ciudades portuarias, contribuyendo al objetivo 9 de la Agenda 2030 de la AIVP.

Full article: The Ocean Cleanup

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *