Puerto sostenible, combinar la inteligencia y lo colectivo

 Gobernanza 

Los directores generales de los puertos de Amberes y Róterdam comparten la misma visión. El primero regresando recién del Foro Económico Mundial, y el otro analizando las perspectivas futuras de los puertos durante una entrevista. Para ambos, no cabe duda de que la lucha contra el cambio climático y la búsqueda de una economía portuaria neutra en carbono resultan imprescindibles. Naturalmente, parte de la respuesta radica en la innovación tecnológica, tanto terrestre como marítima, y la optimización de la cadena logística. Sin embargo, el éxito de estas transformaciones depende de la capacidad de los puertos para generar asociaciones, superar de forma colectiva los desafíos implicando a su comunidad, logrando un proceso común de transformación.
Port of Rotterdam / Flows

Principales tendencias y escenarios de la evolución de la logística

 Movilidad 

En la mayoría de las ciudades portuarias, la actividad logística está estructurando cada vez más el territorio. Se hace necesario marcar el futuro de este sector. En este sentido, la Agencia de Planificación Urbana de Marsella (Francia) nos recuerda algunos puntos clave. La masificación de los flujos comerciales mundiales seguirá dando lugar a la concentración de armadores, la adaptación de los puertos, la ampliación y robotización de los almacenes, la aparición de operadores únicos. En la era del comercio electrónico, la optimización de la última milla también se ha vuelto crucial. No obstante, el transporte terrestre sigue siendo el eslabón débil de este ecosistema, con dificultades para masificar los flujos y un impacto proporcionalmente mayor de CO2. La puesta en común podría ser parte de la respuesta, pero no todos los sectores creen en ella. En el centro de estos acontecimientos, la cuestión del empleo parece ser un desafío adicional para los territorios.

Agam (pdf)

Ruanda: 4 puertos en el lago Kivu como alternativa al transporte carretero

 Movilidad 

El lago Kivu, situado al oeste de Ruanda, marca la frontera con la RDC vecina. Los 4 puertos se construirán con el apoyo de los Países Bajos y se distribuirán de norte a sur del lago. Facilitarán el transporte de pasajeros y mercancías entre los diferentes distritos ubicados en las riberas. De aquí a 20 años, deberían concentrar la mayoría de los intercambios comerciales transfronterizos y un tráfico de 3 millones de pasajeros. Además, el gobierno desea convertir estos puertos en la fuerza motriz de un plan más ambicioso de reactivación del transporte por vías navegables en otros lagos y ríos del país. El objetivo es descongestionar el transporte terrestre, cuyos costos infraestructurales gravan el presupuesto nacional. Por último, el proyecto permitirá aumentar la competitividad de la industria agroalimentaria (cervezas, té, café) y la industria cementera, reactivando el turismo.

The New times