Una nueva granja avícola flotante en una dársena de Rotterdam

 Alimentación 

Goldsmith arquitectura creará una granja avícola flotante en Rotterdam. Ésta seguirá las reglas de la economía circular: en el piso superior, 7000 gallinas vivirán bajo un techo translúcido que les proporcionará luz diurna permanente; en el piso intermedio se operará el empaquetado de huevos y la gestión de residuos; en el piso más bajo (bajo el agua) habrá una granja de berro alimentada por LED, utilizando excrementos como fertilizante. Además, los paneles solares cubren el 100% de las necesidades energéticas de la granja.

Como la creciente falta de espacio es un obstáculo para el desarrollo de la producción local de comida, las estructuras flotantes pueden ser una parte de la solución.

DesignBoom

 

Nueva iniciativa para el diálogo comunitario en Bahía Blanca

 Gobernanza 

El Puerto de Bahía Blanca (Argentina) abre nuevos foros participativos virtuales para establecer nuevos diálogos con la comunidad local. El primer encuentro Puerto Abierto contó con la participación de representantes del sector agroalimentario. Estos foros tienen como objetivo debatir y alinear las expectativas y necesidades de la comunidad local con las acciones de la autoridad portuaria. Los intercambios se desarrollan en tres etapas: diagnóstico, debate de ideas y puesta en marcha de los proyectos consensuados. Los participantes en las futuras sesiones de debate incluirán integrantes del sector académico y científico, organizaciones empresariales, trabajadores, actores medioambientales y culturales. El resultado final será la presentación de un plan estratégico construido sobre la base de acuerdos sociales.

Port of Bahía Blanca

Proteger la biodiversidad: educación y efectos medioambientales positivos

 Biodiversidad 

Las ciudades portuarias poseen una rica biodiversidad y su protección puede tener efectos positivos inesperados. En Tarragona (España), la política de zonas verdes de la Autoridad Portuaria ha logrado excelentes resultados. Estos espacios deben permitir reducir la huella hídrica, promover la biodiversidad y mitigar las emisiones de CO2. El Puerto se ha centrado en la reforestación de los espacios degradados y la sustitución de plantas de altos requerimientos hídricos por otras más adaptadas al clima mediterráneo. Cada año estas zonas neutralizan 1.500 toneladas de CO2, y sirven de refugio a especies en peligro de extinción, como las abejas. En Ceuta (España), la Autoridad Portuaria apoya al Museo del Mar, encargado de estudiar, proteger y divulgar la biodiversidad local. La institución publica varios libros y revistas promoviendo los resultados de sus investigaciones, como por ejemplo sobre el impacto de las embarcaciones en ballenas y delfines. El museo organiza también actividades educativas y dirige proyectos destinados a incluir las zonas costeras en las redes europeas de reservas naturales protegidas. Además, está encargado de una instalación única, el “pudridero”, destinada a preservar cadáveres y colectar osamentas para estudiar y aprender sobre animales marinos.

El Vigía, Museo del Mar Ceuta

Las ciudades portuarias apoyan al sector de la producción alimentaria

 Alimentación 

Si bien es conocido el papel fundamental de las ciudades portuarias en la logística alimentaria, además de esto pueden tener relevancia en la producción, en especial de mariscos, tal y como nos muestra el proyecto de Valencia (España) que presentamos esta semana. El nivel de salinización, los nutrientes y la ubicación de los viveros en las aguas portuarias son excelentes para la producción de clòtxina valenciana (mejillón mediterráneo). En el caso de Valencia, la producción anual alcanza las 1.200 toneladas. La autoridad portuaria garantiza la calidad de las aguas y las autoridades regionales realizan controles para garantizar el consumo seguro de los mejillones.

Europa Press

El Puerto de Sevilla (España) podría relocalizar su terminal de cruceros

 Interfaz puerto ciudad 

El traslado de los cruceros permitirá crear una marina para yates y megayates a un paso del centro de la ciudad. Desde el comienzo, el Puerto había optado por la flexibilidad con una terminal de cruceros construida con contenedores reciclados: una solución que evita la paralización de los espacios que habíamos comentado en nuestra Guía de buenas prácticas. Empieza entonces una nueva etapa para el sector de Las Delicias que reforzará aún más el atractivo de esta ciudad portuaria.

Diario de Sevilla