En Guayaquil, considerando el estado de degradación del sector ocupado anteriormente por actividades portuarias, fue necesario dotarse de un instrumento operacional específico cuya misión consistiera en planificar, desarrollar, construir, administrar, financiar y mantener el futuro Malecón Simón Bolívar. Así, se fundó en 1997 la Fundación Malecón 2000. En términos jurídicos, la Fundación es una entidad privada sin fines de lucro que congrega a las instituciones más representativas y diversas de Guayaquil. A través de un contrato de arrendamiento enfitéutico de 99 años, la ciudad de Guayaquil adjudicó en concesión a la Fundación el conjunto de los terrenos del Malecón, vale decir, más de 17 hectáreas a lo largo del río.

Malecón Simon Bolivar, paseo marítimo © AIVP

Se aplicaron dos medios complementarios de financiación de los proyectos. Por una parte, en forma bastante clásica para este tipo de operación, se adjudicaron concesiones para la explotación comercial de algunas instalaciones privadas (comercios, restaurantes, Cine IMAX, etc.). Por otra parte, el 15 de octubre de 1997, se votó una ley que establecía que las donaciones o subvenciones de personas físicas o jurídicas en favor de los proyectos desarrollados por la Fundación son deducibles de los impuestos hasta del 25% durante los ejercicios 1997-2002.

Este último mecanismo financiero permitió drenar inmediatamente fondos privados considerables en favor del proyecto, teniendo en cuenta que el aporte inicial del Ayuntamiento no debe haber superado en la época la suma de 25.000 USD. ¡En 2001, el número de donantes privados sobrepasó las 47.000 personas!, signo claro del entusiasmo ciudadano por la iniciativa. De esta manera, los espacios públicos, es decir, un 80% de la superficie total, pudieron gozar desde un inicio de instalaciones urbanas de gran calidad y diseñadas con especial cuidado. El 90% de los fondos recibidos por la Fundación deben dedicarse a la realización efectiva de los proyectos, y se implementó un sistema de control de gestión muy estricto.

Museo de Arte Contemporáneo © AIVP