Recomendación de la AIVP

La organización de eventos, ya sean culturales, deportivos o recreativos, puede contribuir al desarrollo económico de los territorios en que se organizan. Se han realizado múltiples estudios para identificar, caracterizar y medir la magnitud de las repercusiones económicas que generan estos diversos eventos. Han demostrado su impacto positivo para les territorios. Esta política de animación puede ser un medio para que las ciudades portuarias aseguren una rentabilidad pública local y financien sus proyectos de desarrollo, reforzando a la vez su atractivo local y global.

Las Tall Ships Races

Junto con eventos de la magnitud de los Juegos Olímpicos o de las Exposiciones Universales conocidos y descritos clásicamente como aceleradores de operaciones de desarrollo global (Barcelona, Lisboa, etc.), las Tall Ships Races se encuentran entre los grandes eventos deportivos…

Leer más...