Junto con eventos de la magnitud de los Juegos Olímpicos o de las Exposiciones Universales conocidos y descritos clásicamente como aceleradores de operaciones de desarrollo global (Barcelona, Lisboa, etc.), las Tall Ships Races se encuentran entre los grandes eventos deportivos que reciben mayor cantidad de público en el mundo. Estas regatas son organizadas cada verano en las aguas europeas por Sail Training Internacional, y congregan entre 60 y 100 barcos de una veintena de países. Estos eventos atraen a la población local y centenas de miles de entusiastas espectadores (a veces, más de millón) en los muelles de las ciudades portuarias.

Las experiencias adquiridas y las conclusiones de las autoridades municipales y portuarias durante el transcurso de las últimas décadas son casi unánimes: una etapa de Tall Ships Races genera crecimiento y nuevas posibilidades de regeneración para las zonas situadas cerca del agua.

© Knut Western, Sail Training International

En efecto, la gran afluencia de visitantes, turistas, espectadores y profesionales genera un impacto económico positivo y significativo e ingresos para las empresas instaladas en el territorio local. De esta manera, el estudio de impacto para Newcastle Gateshead que recibió una etapa en 2005 tuvo una repercusión de £50 millones para la región.

Se trata muchas veces de un acelerador para la renovación de los muelles que deben recibir el evento: 500 m de muelles en Riga en 2003, el Wellington Dock en Liverpool en 2008, etc. En Greenock (etapa en 1999 y 2011), la reconversión en centro cultural del gran almacén de azúcar (Sugar Sheds) en el sector de Albert Dock, se vio acelerada por la etapa de 2011. En 2007, para Szczecin, ser sede de las Regatas formó parte integral de una estrategia a largo plazo para la remodelación de la ciudad entera, incluso los espacios industriales abandonados y para reforzar su atractivo turístico. Los ejemplos son numerosos.