En 2005, se realizó un inventario de los diferentes usos del agua (actividades portuarias, recreativas, deportivas, etc.) y de los equipamientos correspondientes. Este inventario permitió una modelización de estos diversos usos en el tiempo (¿quién?, ¿para qué actividades?, ¿en qué momento?) y en el espacio (¿dónde?, ¿Con qué tipo de uso de suelo?). Esta modelización permitió iniciar una nueva estrategia de uso de las dársenas basada en la división del tiempo entre las diferentes actividades y en una repartición de los espacios asignados a tal o cual actividad. Asimismo, esto se traduce en una reubicación de algunas de estas actividades.

© Parks Victoria
  Repartición espacial – Melbourne © Parks Victoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *