Entrevista : Kim Mathews, Mathews Nielsen Landscape Architects (MNLA)

Publicado por  7 diciembre, 2012 10:07 am Deja tus comentarios

Arquitectos paisajistas y cambio climático:
Soluciones sostenibles para el frente costero

Kim MathewsMathews Nielsen Landscape Architects mencionan el lugar destacado de los arquitectos paisajistas en los proyectos actuales de gran escala (véase nuestras News). Dicen que esto conducirá a una nueva manera de enfocar la planificación urbana. La empresa ha trabajado en diversos proyectos en el frente costero de Nueva York, lugares en donde el reciente paso del Huracán Sandy nos recordó la vulnerabilidad. Es la oportunidad para que la AIVP le haga preguntas a Kim Mathews, uno de los Mandantes.

AIVP: El Huracán Sandy nos recordó la vulnerabilidad de las ciudades portuarias al riesgo del aumento del nivel del mar. ¿Cómo podría el urbanismo diseñado por arquitectos paisajistas desarrollar soluciones innovadoras, no sólo para protección, sino que también para que este riesgo se transforme en una oportunidad para crear nuevos espacios urbanos?

Kim Mathews, Mathews Nielsen Landscape Architects (MNLA): La oportunidad es ahora. Los espacios urbanos de los que estamos hablando en las ciudades ribereñas son espacios compartidos que deben diseñarse para adaptarse a nuestro clima cambiante. Los costos básicos de la recuperación del Huracán Sandy ascienden a $15 mil millones sólo en la ciudad de Nueva York. Algunas de las soluciones corresponderán a estrategias de ingeniería de más largo plazo, pero existen las mismas oportunidades de diseño a nivel del suelo y en la orilla del agua. Las soluciones de infraestructura blanda que actúan como esponjas pueden ocupar gran cantidad de terreno, pero dicho espacio es vital para el cambio y también puede estar diseñado para inspirar, educar y puede entregar nuevos valores para usos urbanos.

AIVP: De acuerdo con usted, este urbanismo de la arquitectura paisajística se sustenta en un diseño organizado en torno a los espacios públicos compartidos, y el planteamiento arquitectónico está más centrado en el deseo de llenar un sitio, y de sumar edificios. ¿Es realmente tan claro el planteamiento entre arquitectura paisajística y arquitectura?

Kim Mathews (MNLA): ¡Nada sobre diseño es claro! De la noche a la mañana, el Huracán Sandy transformó el valor de las propiedades que ya no se valoran en función de un código de área sino de una cota. A medida que aprendemos a liberar a nuestras ciudades e infraestructuras de la amenaza de inundación, existe una clara oportunidad de colaboración entre arquitectos paisajistas, ingenieros y arquitectos. En Mathews Nielsen, sugerimos que, en todos los casos, es preciso considerar el plano del suelo en un nivel paralelo al de la arquitectura, si no, primero. Ya sea que un emplazamiento sea una zona de residencia en tierra alta o baja, creemos que es necesario abordar la apariencia y los colores de un lugar, sus conexiones a escala humana y su marco ecológico desde el principio.

 

 

AIVP: La organización de áreas urbanas y portuarias y la posibilidad de conciliar nuevas funciones urbanas manteniendo el puerto activo son preocupaciones constantes de los miembros de nuestra red mundial. ¿De qué manera el arquitecto paisajista podría ofrecer soluciones más sostenibles a estas interfaces y emplazamientos que están siempre en evolución?

Kim Mathews (MNLA): El acceso a los terrenos altos y las rutas de transporte intermodal son claves para el éxito de las actividades de los puertos en la ciudad sin importar la magnitud del servicio. Muchas veces separados del tráfico local, estos corredores se pueden diseñar para filtrar y controlar las aguas lluvias a una escala que comience a marcar una diferencia. Del mismo modo en que podemos utilizar los frentes costeros urbano para educar y proteger, el puerto marítimo puede hacerlo. Considerando que muchas veces opera cerca de recursos sensibles, los servicios portuarios pueden añadir valor a la comunidad local y a los trabajos orientados al turismo incluyendo infraestructuras verdes visibles que no comprometan la seguridad ni las funciones. Como arquitectos paisajistas, probaríamos el diseño de muelles como «dedos verdes” para recolectar escorrentía y buscaríamos otras soluciones, tales como azoteas verdes, pavimentos porosos, zonas tampones vegetales y paisajismo vertical en edificios y cercas.

PARTAGER

Deja un comentario