¿Cómo crear recintos culturales ha fortalecido los lazos entre el puerto y la vida de la ciudad en el antiguo puerto de Reikiavik?

Descargar la ponencia / fichero pdf

El año 2013 marca el 100 aniversario de la construcción del puerto en Reikiavik. Empieza en marzo de 1913, tras largos preparativos, una polémica considerable y disputas entre los miembros del ayuntamiento de Reikiavik y las autoridades nacionales. La construcción del puerto fue el mayor proyecto en el que se embarcó Islandia y, por ello, un hito en la historia de la ciudad que sufría una carencia importante de instalaciones portuarias adecuadas desde su inicio.
El puerto creció rápidamente, se desarrolló en consonancia a la época y se convirtió en el pilar básico para el crecimiento de la ciudad en materia de transporte, ventas al por menor, servicios y operaciones navieras. El puerto y la ciudad siempre han estado íntimamente ligados e incluso se puede decir que el crecimiento de ambas va a la par desde el principio.
El área portuaria estaba destinada solamente a la realización de operaciones relacionadas con el propio puerto, como por ejemplo, empresas cuya supervivencia dependía de las operaciones navieras, procesado de pescado, importación y exportación. Se puede decir que, durante un tiempo, la conexión entre el puerto y la ciudad se rompió debido a una interpretación demasiado restrictiva de lo que se consideraba como operaciones relacionadas con el puerto y la estricta limitación de acceso de los ciudadanos a los alrededores del puerto. A partir de 1990, la polémica sobre la relación entre el puerto y la ciudad, se tornó más visible. Empezaron a reclamarse la mejora de los accesos y la apertura al público de más zonas. Entre 1997 y 1999, surgió la idea de ubicar en el este del puerto tanto el nuevo centro de conferencias como el auditorio, iniciativa que encontró muchos detractores.
Hubo mucha gente que pensó que la ubicación de un auditorio, museos y otros centros culturales no encajaba en el área portuaria. Obviando las objeciones, se construyeron el auditorio y el centro de conferencias HARPA en la zona este del antiguo puerto en el centro de Reikiavik. Además de esto, el Museo de Arte de Reikiavik, el Museo Marítimo y la Biblioteca Municipal de Reikiavik se encuentran actualmente en la zona portuaria y sus alrededores. Con la construcción de estas sedes en el distrito, se puede decir que una nueva era ha comenzado en la historia del antiguo puerto de Reikiavik, provocando un desarrollo positivo ya que allí podemos encontrar una mezcla de cultura, operaciones navieras, procesado de pescado, diferentes servicios para los buques y servicios marítimos para el turismo.

Vignir Albertsson es Ingeniería civil en la Byggeteknisk Höjskole de Copenhague (1976). Después de un año (1977-1978) como Director gerente adjunto de Steiniðjan ehf. en Ísafjörður, ha sido Director General de Bienes Inmuebles para el Puerto de Reykjavík y asistente del Director de planificación (1978-1993). Desde 1993 es Director de Planificación del Puerto de Reykjavík y de Faxaflóahafnir sf. (Associated Icelandic Ports). En este contexto, también se encarga de las cuestiones relacionadas con la construcción y de la gestión de las parcelas en cuestión, así como el diseño de las transformaciones importantes de los edificios. Vignir Albertsson es la persona de contacto para Faxaflóahafnir sf. con respecto a la planificación y construcción de los departamentos de los municipios de Faxaflóahafnir. Está casado con Sigríður Jónsdóttir, fisioterapeuta, tienen 3 hijos y 4 nietos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *