Entrevista con Ronan Dantec

Publicado por  8 agosto, 2012 8:00 am Deja tus comentarios

Senador
Portavoz de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos en la Cumbre Río+20

 

Ronan DantecAIVP : Durante su intervención anterior, con ocasión de la 12a Conferencia Mundial de la AIVP en Buenos Aires en Noviembre del 2010, usted llamó la atención de los responsables del desarrollo de las ciudades portuarias sobre las consecuencias del cambio climático. ¿Qué pasa hoy con eso?

RD : La situación es extremadamente preocupante. El tema no se trató directamente en Río, que no era una conferencia sobre el cambio climático; sin embargo, el tema está presente en todas las mentes. En 2011, la decisión adoptada en Durban consiste en tratar de negociar un nuevo acuerdo internacional sobre el clima de aquí a 2015, que comprometería esta vez a todos los grandes emisores, incluidos los países emergentes. Para los puertos, uno de los impactos del calentamiento climático será la subida del nivel de las aguas. Nuevos estudios totalmente serios, en particular norteamericanos, tienden a demostrar que este aumento ha sido subestimado. Hoy en día, estaríamos más cerca de un exceso de cota de 1,50 metros a fines de este siglo que de los 70 cm a 1 metro anunciados anteriormente. Un futuro no muy lejano. Es considerable y los actores del desarrollo de las ciudades portuarias deben integrar absolutamente estos datos al contexto de sus inversiones y proyectos desde hoy.

AIVP : Después de Río + 20, donde se habló bastante de la economía verde, ¿cuál es el mensaje que debemos entregarle a los miembros de la AIVP?

RD : Tal como tuve la ocasión de decirlo desde Río en su última conferencia de Saint-Nazaire, el tema de los “financiamientos innovadores” para respaldar el desarrollo de los países más pobres es una de las claves para superar los bloqueos actuales. Entre las ideas más avanzadas está la tributación del combustible de uso marítimo, el famoso «Bunker Tax», al que debemos estar particularmente atentos. La idea es encontrar un nuevo ingreso adosado al transporte, en especial marítimo, una tributación que contribuya a la limitación de las emisiones de CO2. Inevitablemente, esto tendrá consecuencias en el tráfico marítimo, por ejemplo, en la gestión atenta de las llegadas de los buques y, por ende, de las ciudades portuarias. El primer acto reflejo de la comunidad marítima podría ser oponerse a lo que podría percibir como una traba al desarrollo del transporte en barco. Pero esa sería una visión miope. Tenemos que entender que si no llegamos a acuerdos internacionales sobre el clima y los objetivos de desarrollo sostenible, existe un gran riesgo de despertar las actitudes proteccionistas… lo que sería mucho más perjudicial para el transporte marítimo. ¡Participar hoy financieramente en un acuerdo global costaría mucho menos!

AIVP : ¿Cuál es su mirada sobre los recientes debates de Río+20?

RD : Esta última cumbre fue decepcionante en muchos aspectos. Si bien Europa defendió el desarrollo de la economía verde, los países emergentes siguen poniendo trabas, pues temen que las restricciones debiliten su crecimiento económico que también se ve afectado. En objetivos que comprometen a todos los países, obtuvimos en Río un acuerdo principalmente de calendario para 2015 acerca de los objetivos de desarrollo sostenible con un papel más importante para la sociedad civil. Para las ciudades portuarias, cabe mencionar que la declaración final contiene elementos nuevos interesantes relativos a la protección de los océanos y a la gestión de sus recursos. ¡Pero todavía estamos lejos de celebrar una convención mundial sobre la gestión de los recursos oceánicos!

PARTAGER

Deja un comentario